Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un funcionario de la oficina de votación comprueba la identidad de un votante durante las elecciones legislativas primarias, el 13 de agosto de 2017 en Buenos Aires

(afp_tickers)

El presidente argentino, Mauricio Macri, pasó con éxito el domingo la prueba de las primarias para las elecciones legislativas del 22 de octubre con un elevado respaldo, aunque la exmandataria Cristina Kirchner retornó con fuerza en la provincia de Buenos Aires, el mayor distrito electoral, donde reivindicó la victoria.

Macri agradeció el domingo que sus listas hayan sido las más votadas en algunos de los principales distritos electorales.

Por su parte, Kirchner, candidata a senadora, apareció en público a las cuatro de la madrugada locales para adjudicarse la mayor cantidad de votos en la provincia de Buenos Aires (la mayor del país, con casi el 40% del padrón nacional), y denunciar "un bochorno" por la demora en el cómputo de los resultados.

"El resultado es que hemos ganado", dijo Kirchner ante decenas de partidarios que celebraron su vuelta a las lides en las urnas tras haber dejado el poder hace 19 meses.

"Nunca pensé que iba a tener que pedir perdón por el bochorno que hemos vivido. Fue montar un 'show', simular, pero es una ofensa a los ciudadanos que votaron lealmente", afirmó la expresidenta.

La votación fue de hecho un plebiscito a la gestión del Gobierno. El macrismo quedó por delante del opositor peronismo en grandes distritos como la ciudad de Buenos Aires (49% a 20%) o las provincias de Mendoza (41% a 33%) y Córdoba (46% a 28%).

Pero el kirchnerismo revertía al amanecer un cómputo desfavorable y ganaba en la estratégica Santa Fe (27,58% a 27,55%) con el 95% de las mesas contabilizadas.

A las 07h30 GMT, la medición clave en la provincia de Buenos Aires arrojaba un 34,17% de sufragios para el macrismo y un 34,13% para el kirchnerismo, con el 95% de las mesas computadas. Los kirchneristas denunciaron irregularidades en el recuento.

Macri, de 58 años, había festejado exultante en la noche del domingo en la sede del gubernamental frente Cambiemos (alianza de la derecha liberal y de social-liberales) junto con sus partidarios, con globos y cánticos. Pero admitió que "estos 19 meses (de gobierno) han sido difíciles".

"Si hubiese habido alguna manera de no aumentar las tarifas, lo hubiese adoptado. Pero el riesgo era quedarnos sin luz, ni gas, ni agua, ni transporte", dijo. La oposición hizo campaña contra los "tarifazos", la elevada inflación y el desempleo.

Kirchner, de 64 años, será candidata a senadora en octubre por un frente de centroizquierda. Todos los canales de TV y los portales de internet de los diarios mantuvieron la cobertura del escrutinio hasta el amanecer para conocer la suerte de la postulante en las urnas.

- Dos modelos -

En octubre, los argentinos renovarán la mitad de la cámara de Diputados y un tercio del Senado. Hasta ahora sin mayoría, Macri ha logrado alianzas legislativas con peronistas alejados de Kirchner (2007-2015), de 64 años.

Sobre ella y exministros de su gobierno pesan acusaciones de corrupción. Pero la justicia también investiga a Macri por figurar con cuentas 'offshore' en el escándalo de los Panama Papers, entre otras causas.

La expresidenta fundó este año un partido de centroizquierda, Unidad Ciudadana. Se apartó del Partido Justicialista (PJ, peronista) que domina el Congreso. Su campaña se basó en el lema "Así no podemos seguir".

Kirchner pidió el voto de "los que perdieron el trabajo o viven con temor a perderlo, los que no llegan con su salario a fin de mes, o no pueden comprar la comida como antes, o pagar la luz, o el gas o el agua".

Macri lleva un año y medio de gobierno, sin lograr sus prometidas inversiones extranjeras, que bajaron a la mitad en forma interanual en 2016, según la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (Unctad).

La inflación se disparó en 2016 y en los primeros siete meses de este año acumula un 13,9%. El desempleo creció, al igual que la pobreza, y la economía se estancó.

AFP