Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los cancilleres de Brasil y Argentina, José Serra y Susana Malcorra, ofrecen una conferencia de prensa conjunta, el 8 de diciembre de 2016 en Brasilia

(afp_tickers)

El gobierno argentino rechazó este viernes una acusación de dumping y subsidios contra productores argentinos de biodiésel presentada por una coalición de la industria de este biocarburante en Estados Unidos.

"Las acusaciones de la industria estadounidense no tienen ningún sentido", afirmó la Cancillería argentina en un comunicado.

Según el texto, una coalición de la industria estadounidense del biodiésel, liderada por la Junta Nacional del Biodiésel (National Biodiesel Board o NBB) solicitó el jueves al Departamento de Comercio y a la Comisión de Comercio Internacional de ese país la imposición de derechos antidumping y compensatorios contra las importaciones argentinas de biodiésel.

Los peticionarios acusan a los productores argentinos de exportar biodiésel a precios de dumping y de beneficiarse de subsidios que favorecen las exportaciones y perjudican la industria estadounidense.

"La demanda sobre supuesto dumping no cuenta con evidencias y sus argumentos ya han sido rechazados por tribunales internacionales", señaló la Cancillería.

Recordó que la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló el año pasado en favor de Argentina tanto en primera instancia como en apelación, contra una medida antidumping similar impuesta por la Unión Europea.

"Además, la Corte General europea anuló los derechos antidumping impuestos por la UE dando por tierra con la acusación de sus propios productores. En este momento la UE se encuentra revisando su medida", apuntó el comunicado.

En marzo de 2016, la OMC dio parcialmente la razón a Argentina en su disputa por la comercialización del biodiésel con la Unión Europea.

Hasta 2013, la UE era el destino de casi 90% de las exportaciones de biocombustibles, hasta que en noviembre de ese año, la UE aplicó un impuesto de importación de 24,6% al biodiésel de Argentina, el primer productor mundial de biodiésel, a partir de la soja.

La Cancillería consideró que las "barreras ilegales" impuestas por varios países, "no solamente perjudican a los exportadores eficientes, sino que menoscaban los esfuerzos que realizan los países en desarrollo para proteger el medio ambiente global a través de la reducción del consumo de combustibles fósiles", advirtió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP