Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Martin Shkreli, de 34 años, fue inculpado en diciembre de 2015 de fraude accionario, fraude bancario y conspiración y es sospechoso de haber desviado unos 11 millones de dólares entre 2009 y 2014 a través de un esquema de pirámide fraudulento

(afp_tickers)

Los argumentos finales comenzaron a exponerse este jueves en el juicio por fraude de valores de Martin Shkreli, un exgerente de fondos de cobertura y ejecutivo farmacéutico apodado "el hombre más odiado de Estados Unidos".

Shkreli, de 34 años, fue inculpado en diciembre de 2015 de fraude accionario, fraude bancario y conspiración y es sospechoso de haber desviado unos 11 millones de dólares entre 2009 y 2014 a través de un esquema de pirámide fraudulento.

Shkreli, que se mantuvo encorvado en su silla y jugueteaba con su cabello, está acusado además de malversación durante la gestión de varios fondos de inversión de los que era gerente, MSMB Capital Management y MSMB Healthcare Management, y corre el riesgo de ser condenado hasta a 20 años de cárcel.

El acusado supuestamente robó 11 millones de dólares en acciones de su primera compañía farmacéutica Retrophin para pagar a inversionistas que perdieron dinero en operaciones de dos de sus fondos de cobertura.

La fiscal federal Alixandra Smith pasó casi cuatro horas revisando minuciosamente la evidencia presentada en el juicio, que dura desde hace casi un mes, y pasando por los miembros del jurado a través del testimonio de inversionistas en un minucioso detalle.

Shkreli declinó este jueves dar testimonio, y sus abogados, encabezados por Ben Brafman, cuya lista de famosos clientes incluyen al deshonrado exjefe del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn, no convocaron a testigos.

"Hay pruebas realmente abrumadoras de que el acusado mintió a los inversionistas", dijo Smith al jurado. "Hemos demostrado que el acusado es culpable más allá de toda duda razonable sobre los ocho crímenes por los que ha sido acusado", concluyó.

La fiscal añadió que el acusado mintió a los inversionistas durante años, cortando y cambiando su historia dependiendo de lo que pensaba que los clientes querían oir.

A un inversor al que quería sacarle un millón de dólares, directamente le mintió sobre su graduación de la Universidad de Columbia.

A otro, le espetó que había sido muy pobre en su juventud para graduarse y a otro le señaló que salió del secundario "como Steve Jobs", detalló Smith.

Se espera que el juez federal Kiyo Matsumoto instruya al jurado después de cerrar los argumentos, lo que hace probable que el panel de 12 miembros comience las deliberaciones el viernes en la corte federal de Brooklyn, Nueva York. La defensa debía entregar su sumatoria más tarde el jueves.

Shkreli es acusado de fraude de valores, conspiración de fraude de valores y conspiración de fraude de cable para orquestar tres esquemas interrelacionados destinados a defraudar a inversionistas y apropiarse de activos.

Estas acusaciones, sin embargo, no están relacionadas con la multiplicación del precio de un medicamento utilizado para tratar la malaria y coinfecciones del sida, Daraprim, que comenzó Shkreli en 2015 cuando era presidente del grupo farmacéutico Turing.

El comprimido de Daraprim pasó de un día al otro de costar 13,5 dólares a 750 dólares, lo que avivó un intenso debate en Estados Unidos sobre el drástico aumento de los precios de ciertos medicamentos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP