Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mark Fedor, capitán de la guardia costera estadounidense, el 5 de octubre de 2015 en Miami.

(afp_tickers)

La Armada estadounidense intentará localizar el carguero "El Faro", que naufragó con 33 tripulantes cerca de las Bahamas, para tratar de recuperar la "caja negra" del barco, informó este jueves la agencia que investiga el accidente.

"La Armada estadounidense comenzará a buscar a 'El Faro', y si lo consigue, la Armada documentará la posición del barco y si es posible recuperará el VDR", el aparato que registra los detalles del viaje, dijo en rueda de prensa la vicepresidenta de la estadounidense Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB, en inglés), Bella Dinh-Zarr.

La NTSB comenzó el martes la investigación sobre el naufragio de "El Faro", un carguero de bandera estadounidense que se fue a pique hace una semana atrapado por el poderoso huracán Joaquín cuando navegaba en el Atlántico cerca de las Bahamas.

Ante la falta de rastros de sobrevivientes, la Guardia Costera suspendió el martes la búsqueda. La tripulación estaba compuesta de 28 estadounidenses y 5 polacos.

Los guardacostas tan solo encontraron los restos de un cuerpo dentro de un traje de supervivencia del barco, que transportaba carga de Jacksonville, Florida (sureste de EEUU), a Puerto Rico.

Dinh-Zarr dijo que el VDR puede ser recuperado aún si el barco está en el fondo del mar, mediante vehículos submarinos operados remotamente.

El VDR emite una señal al entrar en contacto con el agua y su batería dura un mes.

En tierra, los investigadores han realizado varias entrevistas con empleados de la empresa Tote Maritime, la dueña del barco, incluido el capitán de un carguero muy similar a "El Faro", llamado "El Yunque".

"Tomamos en cuenta todos los aspectos del accidente, incluyendo factores de ingeniería, operacionales, el factor humano y también el estado del tiempo", señaló Dinh-Zarr.

"Afortunadamente, como la prioridad de la NTSB es la seguridad, como el objetivo es determinar qué pasó y asegurar que esto no vuelva a ocurrir, la gente ha estado dispuesta a cooperar", señaló.

Durante un interrogatorio, la última persona en tierra que habló con el capitán de "El Faro" el jueves pasado, lo describió como "calmado", pese a que en ese momento informó que el barco había perdido propulsión y hacía agua, dijo Dinh-Zarr.

La funcionaria indicó que el informe final del NTSB sobre la investigación de "El Faro" será emitido dentro de 12 a 18 meses.

AFP