Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Secretaria estadounidense de Transportes, Elaine Chao, en la presentación ante la prensa del Salón del Automóvil de Detroit 2018

(afp_tickers)

El Salón del Automóvil de Detroit 2018 abrió sus puertas a la prensa este domingo, con la mirada puesta en los modelos de gran tamaño, pero también en el comercio internacional y el impacto de los recortes impositivos.

El tradicional y multimillonario evento abrió formalmente con una participación de la Secretaria estadounidense de Transportes, Elaine Chao, quien destacó los beneficios de los recortes de impuestos en su país, los cuales redujeron las tasas corporativas del 35% al 21%.

Esta medida generará más inversión en Estados Unidos, aseguró la funcionaria, citando la reciente decisión de Fiat Chrysler de repatriar la producción de su camioneta Ram 1500 de México a Estados Unidos e invertir mil millones de dólares en una planta en Michigan (norte), donde se crearán 2.500 empleos.

"Este es solo un ejemplo del impacto positivo que los recortes tributarios tendrán sobre el empleo", dijo.

Numerosos analistas señalan que la reforma del sistema impositivo recientemente aprobada, una de las principales promesas de campaña de Donald Trump, beneficiará a las grandes corporaciones, pero la Casa Blanca argumenta que hará que las empresas generen más puestos de trabajo.

Chao también formuló una encendida defensa de las nuevas tecnologías en la industria. Para ella, el sector "está al borde de la más significativa transformación desde el desarrollo del automóvil. Los automóviles autónomos van a cambiar la forma en que viajamos y nos comunicamos".

Esta tecnología, que permite desarrollar autos que no precisan conductor, "tiene un potencial enorme para mejorar la seguridad".

En la actualidad, dijo, "94% de los accidentes de tránsito involucran errores del conductor".

A pesar del entusiasmo de Chao, en esta edición del Salón los ojos de la industria están centrados en los resultados de las ventas, y esos números apuntan a la creciente participación de los automóviles de gran tamaño en el mercado.

- La realidad del mercado -

La gigante automotora Ford anunció el domingo que elevará a 11.000 millones de dólares sus inversiones en el desarrollo de automóviles eléctricos hasta el año 2022.

"Vamos a electrificar nuestros modelos más icónicos", dijo el presidente del sector de Mercados de la firma, Jim Farley, en Detroit.

Ford pretende desarrollar 40 modelos eléctricos o híbridos, y en 2020 iniciar la producción de la versión eléctrica de su modelo más vendido en 2017, la camioneta F-150.

La alemana Volkswagen, por su parte, anunció que cerró 2017 con 6,23 millones de automóviles vendidos en el mundo, un alza de 4,2% con relación al año anterior.

China se convirtió en el principal mercado de la empresa, con la venta de 3,18 millones de unidades, un aumento de 5,9% con respecto a 2016.

En tanto, el actor Arnold Schwarzenegger fue el elegido de Mercedes-Benz para presentar el domingo la nueva generación del icónico Mercedes Class G.

Otra de las mayores automotrices, General Motors, había dado el puntapié inicial a los eventos el sábado en la noche, en una espectacular ceremonia para presentar la versión 2019 de su modelo estrella, la camioneta Silverado.

Silverado fue el segundo automóvil más vendido de 2017 en Estados Unidos, por detrás de las camionetas de la Serie F de Ford, campeonas del segmento, y por delante de la Ram 1500. Estos tres modelos, todas camionetas, dominaron el mercado.

Las ventas de automóviles terminaron el 2017 con un leve retroceso por primera vez desde la gran crisis financiera de 2008, con 17,2 millones de unidades vendidas, pero aún por encima de los 16 millones de unidades, una cifra que los analistas consideran muy buena.

- Industria y política -

El Salón del Automóvil es fundamentalmente una oportunidad para que la industria discuta las tendencias que definen el mercado, pero esta edición seguramente tendrá también un elevado contenido político.

Además de la reforma del sistema impositivo, los fabricantes se mantienen atentos a las renegociaciones para actualizar los términos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que reúne a Estados Unidos, México y Canadá.

Casi un año después de la llegada de Trump a la Casa Blanca aún impera la incertidumbre sobre el futuro de ese acuerdo, que permitió a los fabricantes instalar plantas de montaje en territorio mexicano para abastecer a los mercados estadounidense y canadiense.

En un escenario de negociaciones que avanza a un ritmo muy inferior al esperado, Canadá y México no descartan incluso que el gobierno de Trump simplemente abandone el TLCAN.

El economista Charles Chesgrough, de la consultora Cox Automotive, señaló este domingo que si Estados Unidos abandona efectivamente ese tratado comercial "los fabricantes tendrán que tragarse ese costo o pasarlo a los consumidores. Pero aún es prematuro predecir cómo evolucionarán las negociaciones".

Se espera que el Salón del Automóvil reciba unos 700.000 visitantes en el Cobo Center de Detroit hasta el 28 de enero.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP