Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tazas con el rostro de los líderes sirio, Bachar Al Asad, y ruso, Vladimir Putin, y el líder del movimiento chií Hezbolá, el libanés Hasan Nasralá, en una tienda de artesanía de Damasco el 4 de febrero de 2016

(afp_tickers)

El presidente sirio, Bachar al Asad, aseguró a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que está "dispuesto" a respetar el proyecto de acuerdo estadounidense-ruso de alto el fuego entre el régimen y la oposición en Siria, anunció este miércoles el Kremlin.

Asad "confirmó que el gobierno sirio está dispuesto a contribuir a la aplicación del alto el fuego", precisó el Kremlin en un comunicado publicado después de una conversación telefónica entre los dos dirigentes.

El presidente sirio consideró que esta tregua, prevista a partir del viernes a las 22H00 GMT, es "un paso importante para una solución política al conflicto", añade el texto.

Putin y Asad subrayaron no obstante "la importancia de una lucha inflexible contra el Estado Islámico, el Frente al Nosra y otros grupos terroristas considerados como tales por la ONU", según la misma fuente.

El ministerio de Relaciones Exteriores sirio ya había afirmado el martes a la AFP que el régimen aceptaba la tregua pero proseguiría sus "operaciones militares para luchar contra el terrorismo de Daesh (acrónimo en árabe del EI), el Frente Al Nosra y otros grupos terroristas vinculados a ellos".

Damasco dice estar dispuesto coordinar con los rusos a qué regiones y grupos armados afectará el alto el fuego.

- Para Erdogan, la milicia kurda debe quedar fuera -

La milicia kurda de Siria, a la que Turquía considera un grupo "terrorista", debe ser excluida del acuerdo de alto el fuego que está previsto entre en vigor el 27 de febrero en Siria, dijo este miércoles el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

"Al igual que el EI y Al Nosra, el PYD (Partido de la Unión Democrática, principal formación kurda en Siria) y las YPG (Unidades de Protección Popular, su brazo armado), que son también organizaciones terroristas, deben ser excluidas de esta tregua", afirmó Erdogan en un discurso en Ankara.

"No podemos hacer una distinción entre terroristas 'buenos' y 'malos' en Siria", señaló Erdogan, quien llamó a la comunidad internacional a reconocer al PYD y a las YPG como movimientos terroristas.

"¿Es necesario que el PKK-PYD haga estallar bombas en otras capitales europeas además de Ankara, para que esto se acepte?", se interrogó.

Los dirigentes turcos atribuyen la autoría del atentado del 18 de febrero en pleno centro de Ankara, en el que murieron 29 personas, a estos grupos.

El PYD y el PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán) negaron su vinculación. Los Halcones de la libertad del Kurdistán (TAK), una facción kurda radical cercana al PKK, reivindicaron el atentado perpetrado contra vehículos militares.

"Acogemos con satisfacción el acuerdo sobre un alto el fuego en Siria. Sin embargo, en el pasado se ha tratado de engañar a la opinión internacional con medidas similares", estimó Erdogan.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP