Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Siria, Bashar al Asad, el 24 de junio de 2009 en Damasco

(afp_tickers)

Los países que quieran reabrir sus embajadas en Damasco o cooperar con el régimen sirio deben romper toda relación con los rebeldes, afirmó este domingo el presidente sirio, Bashar al Asad.

"No habrá ni cooperación de seguridad, ni apertura de embajadas, ni un papel para algunos Estados que dicen querer buscar una salida (a la guerra en Siria) mientras no hayan roto sus relaciones de manera explícita con el terrorismo", afirmó Asad en un discurso delante de los miembros del cuerpo diplomático sirio, retransmitido por la televisión del Estado.

Damasco utiliza el término "terroristas" para designar tanto a los rebeldes como a los yihadistas.

"No estamos aislados como ellos creen, es su arrogancia la que les empuja a pensar de esta manera", añadió.

Estados Unidos y la mayoría de los países europeos cerraron sus embajadas en Damasco después de la sangrienta represión en 2011 de las manifestaciones contra el régimen, que se transformaron en una guerra civil que ha dejado hasta ahora más de 330.000 muertos en seis años.

Con el apoyo de sus aliados inquebrantables, Rusia, Irán y el Hezbolá chiita libanés, el régimen de Al Asad asestó un golpe tras otro a los rebeldes y yihadistas a partir de 2015, después de haber sufrido humillantes derrotas que le hicieron perder grandes zonas del territorio.

"Hemos hecho fracasar los planes occidentales [contra Siria], pero esto no quiere decir que hayamos ganado, la batalla continúa", indicó Asad en su discurso, en referencia a la continuación de los combates en varios frentes en Siria.

También atacó directamente al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, uno de los principales apoyos regionales de la rebelión siria y exaliado de Damasco antes de la guerra.

"No consideramos a la parte turca como socio ni como garante, no confiamos en ella", indicó Asad.

Aunque Rusia e Irán, por un lado, y Turquía, por otro, apoyan campos contrarios en Siria, los tres países han cooperado varias veces para intentar resolver el problema sirio, especialmente durante las negociaciones en Astaná, capital de Kazajistán.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP