Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a través de una ventana de la embajada ecuatoriana en Londres el 5 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Julian Assange atribuyó este jueves a "la incompetencia devastadora" de la CIA la publicación por su medio, WikiLeaks, de miles de documentos secretos de la agencia estadounidense de inteligencia.

La CIA recalcó que Assange no era "un ejemplo de verdad e integridad", reiterando que "continuaría recabando activamente informaciones en el extranjero para proteger a EEUU de los terroristas, de los países hostiles y de otros adversarios".

"Es un acto histórico de incompetencia devastadora, haber creado tal arsenal (de material secreto) y haberlo almacenado todo en un solo sitio", dijo Assange en una conferencia de prensa desde su refugio en la Embajada de Ecuador en Londres, criticando cómo la CIA protegió sus datos.

WikiLeaks publicó el miércoles 9.000 documentos de la CIA que revelaban que puede apoderarse del control de los televisores inteligentes de Samsung o de los teléfonos iPhone, entre otros dispositivos, para espiar a sus usuarios.

Assange dijo que WikiLeaks trabajará con los fabricantes de los dispositivos electrónicos para mejorar su seguridad. "Decidimos trabajar con ellos para darles acceso exclusivo a detalles técnicos suplementarios que poseemos para que puedan aportar correcciones", dijo Assange.

Conscientes del riesgo acarreado en términos de imagen, grandes grupos de tecnología reaccionaron desde que aparecieran las informaciones.

Apple aseguró el miércoles que "numerosas" brechas de sus dispositivos ya habían sido subsanadas en la última versión de su sistema operativo iOS, con el que funcionan el iPhone y la tableta iPad.

"La CIA fue muy imprudente creando esos programas. ¿Acaso los cibercriminales los han conseguido ya? ¿Acaso los poseen las agencias de inteligencia extranjeras? Es perfectamente posible que mucha gente ya los tenga", declaró Assange.

"Es imposible mantener el control de las armas de ciberespionaje", declaró. "Si ustedes las construyen, acaban perdiéndolas", agregó, precisando que WikiLeaks todavía tenía "mucha información" sobre los métodos de la CIA.

Por su parte, la CIA respondió acusando a WikiLeaks de ayudar a los enemigos de EEUU y, según el diario The Washington Post, lanzando un gran operativo para identificar a quien consiguió y filtró los documentos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP