Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Pirámide del museo del Louvre y el Arco del Triunfo del Carrusel, en París, vigilados el 3 de febrero de 2016, tras el ataque contra unos militares

(afp_tickers)

Un presunto yihadista armado con un machete atacó este viernes a militares franceses al grito de "Allahu Akbar" en la turística galería comercial del museo del Louvre de París, antes de resultar gravemente herido de bala por uno de ellos.

Los investigadores sospechan que el atacante detenido es un egipcio de 29 años, que llegó a Francia hace una semana con una visa de turista, anunció el fiscal de París, en una conferencia de prensa.

"La identidad del autor de los hechos no está formalmente establecida", subrayó François Molins, quien agregó que las investigaciones "hicieron posible relacionar a un individuo de 29 años y de nacionalidad egipcia", cuya fotografía registrada en la base europea de visas "corresponde a la del autor del ataque".

El presunto atacante, quien "reside en los Emiratos Árabes Unidos", había pedido una visa turística para Francia el 30 de octubre de 2016. La visa era del 20 de enero al 20 de febrero, indicó el fiscal. "El 26 de enero, llegó (al aeropuerto) Paris-Charles de Gaulle proveniente de Dubái", agregó.

El pasaporte de este individuo fue encontrado durante un allanamiento en el apartamento alquilado donde residía, en el prestigioso barrio octavo de la capital francesa, no lejos de los Campos Elíseos.

Se trata de un "ataque terrorista", declaró el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve.

Los investigadores también están estudiando una decena de tuits publicados en árabe en una cuenta a nombre de Abdallah El Hamahmy minutos antes del ataque.

Un tuit de las 09H31 (08H31 GMT) rezaba: "en el nombre de Alá (...) por nuestros hermanos en Siria y los combatientes" y, otro de uno minuto después, hacía referencia al grupo Estado Islámico.

El titular de la cuenta también mencionó un viaje Dubái-París el 26 de enero, lo que coincide con el viaje efectuado por el sospechoso.

- 'Temimos por nuestras vidas' -

El ataque se produjo hacia las 10H00 de la mañana (09H00 GMT) en el Carrusel del Louvre, una galería subterránea con numerosas tiendas y restaurantes abierta al público en general, por la que se puede acceder al museo.

El agresor, "armado al menos con un machete", "se abalanzó sobre cuatro militares" uniformados que patrullaban la zona, profiriendo amenazas y gritando "Allahu Akbar" (Dios es el más grande), indicó el jefe de la policía de París, Michel Cadot.

Al no lograr neutralizarlo, uno de los militares disparó cinco veces, hiriendo gravemente en el vientre al agresor. Uno de los uniformados resultó herido levemente en la cabeza.

El pronóstico del atacante, hospitalizado, era "reservado", según el fiscal de París, aunque su estado se había "estabilizado", precisó poco después una fuente próxima al caso.

Algunos testigos describieron escenas de pánico. "Vimos a los clientes en la sala corriendo y enseguida supimos que pasaba algo grave. Corrimos y salimos fuera, temimos por nuestras vidas [...] Tuvimos miedo, mucho miedo", dijo una empleada de un restaurante del Louvre.

El agresor llevada dos mochilas pero estas "no contenían explosivos", indicó Cadot.

Desde Malta, donde asistía a una cumbre de la Unión Europea, el presidente François Hollande calificó el ataque de "agresión salvaje" y elogió "la valentía" de los soldados.

"Un nuevo terrorista islámico radical acaba de atacar en el Museo Louvre de París. Los turistas fueron confinados. Francia en tensión otra vez. INTELIGENCIA EEUU", escribió el presidente estadounidense, Donald Trump, en Twitter.

- Turistas evacuados -

Más de 1.000 personas, incluyendo 250 que se encontraban en ese momento dentro del museo, permanecieron confinadas en un lugar seguro durante varias horas.

El Louvre, que permanecerá cerrado hasta el sábado, es el museo más visitado del mundo aunque el número de visitantes cayó un 20% en los dos últimos años tras los atentados.

Francia se encuentra en estado de alerta máxima tras una ola de atentados yihadistas que dejó 238 muertos desde el 7 de enero de 2015, cuando 11 personas murieron en un asalto a la sede del seminario satírico Charlie Hebdo.

El 13 de noviembre de ese año, un comando yihadista que juró lealtad al grupo EI mató a 130 personas en varios ataques en la capital francesa.

El pasado 14 de julio, 86 personas fallecieron al ser arrolladas por un camión conducido por un extremista tunecino en Niza (sureste) durante los festejos de la fiesta nacional.

Unos días después, un cura católico fue degollado por dos yihadistas en una iglesia del norte de Francia.

El grupo Estado Islámico amenaza continuamente a Francia por su participación en la coalición militar internacional antiyihadista en Siria e Irak.

AFP