Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen tomada el 10 de noviembre de 2015 del hospital de Médicos Sin Fronteras bombardeado en Kunduz, Afganistán

(afp_tickers)

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció este martes que uno de los hospitales que apoya en Siria, en una zona sitiada por las tropas gubernamentales en la región de Homs, fue blanco el sábado de un ataque aéreo con barriles explosivos que provocó 7 muertos y 47 heridos.

El hospital se encuentra en "una zona de la oposición sitiada por el gobierno sirio", precisó a la AFP un representante de MSF, Robin Meldrum. Además de tener que lamentar víctimas mortales y heridos, el hospital quedó parcialmente destruido, explicó.

"Este bombardeo muestra todos los signos de un ataque de doble impacto (en inglés 'double-tap')", es decir un bombardeo que tiene por objetivo a personas llegadas al lugar para socorrer a las víctimas de un primer ataque, o bien un bombardeo contra un hospital al que fueron transportadas las víctimas de un primer ataque, denunció el director de operaciones de MSF, Brice de le Vingne, citado en un comunicado.

"Esta táctica de doble impacto tiene un nivel de destrucción calculada, que apenas se puede imaginar", agregó.

El sábado, hacia las 09H40 locales (07H30GMT), un primer barril de explosivos fue lanzado desde un helicóptero sobre una zona poblada de la ciudad de Zafarana (en el noreste de Homs), matando a un hombre y a una joven mujer. Otras 16 personas resultaron heridas y fueron trasladadas al hospital de esta ciudad.

"Poco después, otro barril de explosivos cayó cerca del hospital (...) Luego, unos 40 minutos más tarde, hacia las 10H30 locales (08H30GMT), cuando los heridos del primer barril-bomba estaban siendo tratados en el hospital, otros dos barriles cayeron junto a la entrada principal, matando a un viandante e hiriendo a 31 pacientes y miembros del personal médico", detalló MSF.

La ONG, que brinda su ayuda material al hospital, no sabe si podrá reabrir sus puertas. Unas 40.000 personas se beneficiaban de sus servicios. MSF indicó que ha ofrecido su ayuda para reparar el hospital y que prevé enviar ayuda médica para permitir a los servicios sanitarios reanudar su trabajo.

Esta ONG médica gestiona directamente seis instalaciones médicas en el norte de Siria y sostiene con su ayuda más de 150 hospitales de campaña y otros centros sanitarios en todo el país.

AFP