Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos policías de patrulla en Uagadugu, el 17 de enero de 2016

(afp_tickers)

Dos comisarías de la provincia de Sum (norte de Burkina Faso), cerca de la frontera con Malí, fueron atacadas el lunes por la noche por "yihadistas", informaron a la AFP fuentes concordantes.

"Dos comisarías fueron atacadas esta noche en Barabulé y Tongomael (provincia de Sum)", afirmó a la AFP el ministro de Seguridad, Simon Compaoré, sin aportar ningún balance. Dos fuentes de seguridad hablaron de "yihadistas".

Contactado por la AFP, Mohamed Dah, alto comisario de la provincia de Sum, que tiene capital en Djibo, afirmó que "los ataques tuvieron lugar casi simultáneamente, pero los tiros en Barabulé fueron más intensos que en Tongomael. Los disparos cesaron pero los asaltantes todavía no se han ido. Se han enviado refuerzos militares al lugar".

"Nos preguntamos si se trata de una técnica de despiste, para movilizar a las fuerzas de seguridad y atacar objetivos más importantes", admitió.

El ataque coincidió con la 25ª edición del Festival Panafricano de Cine y Televisión de Uagadugú (Fespaco), que atrae a decenas de miles de cinéfilos -incluyendo numerosos extranjeros- a la capital burkinesa, a 210 kilómetros al sur de Djibo.

Otra fuente de seguridad, que pidió el anonimato, explicó que el ataque de Barabulé fue obra de una "decena de yihadistas llegados en seis motos".

El 16 de diciembre un ataque yihadista costó la vida a 12 soldados en la misma zona.

Fronterizo con Malí y Níger, el norte de Burkina Faso es escenario de ataques yihadistas regulares desde 2015.

Aún así, el 15 de enero de 2016 un comando de tres asaltantes mató a 30 personas y causó 71 heridos en el corazón de la capital, Uagadugú, en un ataque reivindicado por el grupo Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI).

AFP