AFP internacional

Una plantación de soja orgánica en Freimersheim, Alemania, el 26 de septiembre de 2013

(afp_tickers)

La cotización de la soja se incrementó el martes en Chicago, beneficiándose retrasos en la siembra en Estados Unidos, mientras que el maíz se estabilizó y el trigo subió.

"La siembra en Estados Unidos avanzó menos de lo esperado por los operadores (...) en lo que respecta a la soja, lo que provoca una pausa antes del informe del USDA", estimó Mike Zuzolo de Global Commodity Analytics and Consulting.

El departamento de Agricultura (USDA) debe publicar el miércoles su estudio mensual de oferta y demanda de productos agrícolas.

Por razones meteorológicas la siembra de soja -pero también la de maíz, aunque eso ya había sido anticipado por los analistas- se atrasó la semana anterior en relación al ritmo promedio de los cinco últimos años, ya que algunas tierras inundadas impidieron a los agricultores trabajar normalmente.

Por el contrario la siembra de trigo de primavera avanzó más rápido que lo previsto, afectando los precios.

"Fue realmente una sorpresa", comentaron expertos de Allendale en una nota.

Por otra parte "si el dólar continúa subiendo, principalmente ante el real brasileño, eso crearía un mercado en el que los agricultores brasileños querrían vender mucha soja, por lo que se debe ser prudente", advirtió Mike Zuzolo, estimando que por el momento el impacto de la cotización del billete verde se limita al trigo.

El bushel de maíz (25 kgs) para entrega en julio, el contrato más activo, terminó el martes a 3,6650 dólares, contra 3,6600 dólares al término de la sesión anterior.

El bushel de trigo con el mismo vencimiento, valía 4,2950 dólares contra 4,3350 dólares antes.

El contrato de soja también para julio, costaba 9,7400 dólares, desde 9,6475 dólares el lunes.

AFP

 AFP internacional