Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente ejecutivo de Aramco, Amin Nasser, el 16 de octubre de 2015 en París

(afp_tickers)

Arabia Saudita decidió este lunes aumentar en más de 50% algunos precios de la gasolina en el marco de una revisión de las subvenciones a los precios de la electricidad, el agua, el diésel y otros productos petrolíferos, ampliamente subvencionados en el reino.

Esas decisiones, algunas en las cuales entran en vigor desde el martes, según la agencia oficial SPA, ocurren horas después del anuncio por el reino de un déficit presupuestal récord de 98.000 millones de dólares (89.200 millones de euros) en 2015 y la adopción de un presupuesto de 2016 también muy deficitario, a causa del hundimiento de los precios internacionales del petróleo, materia prima de la que Arabia es el primer exportador mundial.

Según la decisión del Consejo de ministros, el precio de la gasolina sin plomo 95 (octanos) aumenta en 50%, pasando de 0,60 riyales a 0,90 riyales (0,24 dólares) el litro, y el de la gasolina 91 en 67%, pasando de 0,45 riyales a 0,75 riyales (0,20 dólar) el litro.

Los precios de la gasolina en la región del Golfo están entre los más baratos del mundo.

El gigante petrolero Aramco anunció en la red social internauta Twitter el cierre inmediato de las gasolineras hasta el lunes a medianoche para facilitar la reanudación de las ventas con el nuevo precio.

- Otros países del Golfo hacen lo mismo -

El Consejo de ministros, presidido por el rey Salmán, indicó que el aumento de los precios de la gasolina está destinado a que se adapte a los precios en el mercado international.

El ministerio de Finanzas anunció este lunes una serie de medidas de austeridad para contener los gastos públicos, incluyendo un programa de cinco años para reducir las subvenciones a los precios del agua y los productos petrolíferos.

Arabia Saudita sigue el mismo camino que Emiratos Árabes Unidos, convertido este año en la primera petromonarquía del Golfo Pérsico en liberalizar los precios del combustible.

Entre las otras monarquías del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), Kuwait quitó las subvenciones al diésel y al keroseno, y ahora prevé otras reducciones a la electricidad y la gasolina.

Y, Bahréin siguió el mismo ejemplo este lunes al anunciar una reducción de las subvenciones al diésel y al keroseno a partir de enero.

El mercado del oro negro cayó a sus más bajos niveles desde 2004 en Londres y 2009 en Nueva York, con las preocupaciones por la superabundancia de oferta que deprimió al mercado petrolero durante todo el año.

Este lunes, los precios del petóleo cayeron en la apertura de esta sesión en Nueva York, donde el barril de "light sweet crude" para entrega en febrero perdía 89 centavos, a 37,21 dólares en el New York Mercantile Exchange (en Londres fue festivo).

AFP