Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo tomada el 30 de marzo de 2016 muestra a la recién nominada Ministra de Relaciones Exteriores de Birmania, Aung San Suu Kyi (C), sonriendo frente a generales militares durante ceremonia en Naypyidaw.

(afp_tickers)

La jefa de gobierno birmana, Aung San Suu Kyi, rechazó las acusaciones de limpieza étnica de la minoría musulmana rohingya en Birmania en una entrevista con la BBC luego de que la ONU iniciara una investigación sobre las alegaciones contra el ejército en ese país del sudeste asiático.

"No creo que haya limpieza étnica. Estimo que el término 'limpieza étnica' es muy fuerte para explicar lo que sucede", dijo la exdisidente en una entrevista transmitida el miércoles por el canal.

Aung San Suu Kyi, que llegó al poder hace un año y cuyo partido acaba de conquistar la mitad de las bancas vacantes en elecciones legislativas parciales, ya había rechazado a fines de marzo la decisión de la ONU de enviar una misión de investigación por los recientes abusos imputados al ejército.

Según la jefa de gobierno hay "mucha hostilidad" en la provincia del oeste del país en donde vive más de un millón de rohingyas, pero "son también los musulmanes los que matan a otros musulmanes".

"No es únicamente un tema de limpieza étnica", agregó la primio Nobel de la Paz de 1991. "Se trata de dos bandos que se enfrentan y tratamos de resolver" la situación, sostuvo.

Los rohingyas, minoría considerada como apátrida, son tratados como extranjeros en Birmania, país en donde el 90% de la población es budista, aunque algunos llevan décadas viviendo en el país.

En octubre el ejército lanzó una ofensiva en el estado birmano de Rakhin (oeste), donde viven los rohinyás, después de que grupos armados atacaran puestos fronterizos.

Según el alto comisario de la ONU para los derechos humanos, este campaña de varios meses está provocando una "limpieza étnica" y se están cometiendo "muy probablemente" crímenes contra la humanidad.

Decenas de miles de rohingyas se han refugiado en Bangladés y aseguran haber sido testigos de asesinatos, torturas y violaciones en grupo por parte de soldados birmanos.

Birmania está llevando a cabo su propia investigación sobre posibles crímenes.

Aung San Suu Kyi aseguró que los que se refugiaron en el vecino país estarán "en seguridad si desean regresar".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP