Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías australianos recaban pruebas ante una casa del barrio de Surry Hills, este domingo 30 de julio en Sídney, durante la operación antiterrorista que evitó un atentado contra un avión, según las autoridades

(afp_tickers)

La policía australiana desmanteló un "complot terrorista" de inspiración islamista destinado a derribar un avión con un explosivo y detuvo a cuatro personas en Sídney, anunció este domingo el primer ministro australiano Malcolm Turnbull.

"Puedo anunciar que la pasada noche tuvo lugar una gran operación de contraterrorismo para detener un complot terrorista destinado a hacer caer un avión", declaró a la prensa el mandatario australiano.

Inmediatamente después, se reforzaron las medidas de seguridad en los principales aeropuertos del país.

"La amenaza terrorista es real", advirtió el primer ministro, precisando que el plan de ataque parecía un "complot elaborado" más que la acción de un lobo solitario.

Las autoridades no precisaron si el presunto plan apuntaba a un vuelo doméstico o internacional, pero el diario Sydney's Daily Telegraph indica que el objetivo era una ruta interior.

Los cuatro hombres, que no fueron inculpados formalmente y cuya edad no fue reveladas, fueron detenidos el sábado en Sídney en distintos operativos en casas situadas en al menos cuatro barrios de la capital australiana, incluido el centro.

Este domingo por la noche, las autoridades prolongaron por siete días su detención sin cargos.

Los detenidos estaban vinculados a un complot "de inspiración islámica", indicó el comisario de la policía federal, Andrew Colvin.

"Estamos convencidos de que se trata de terrorismo de inspiración islámica. Debemos investigar más en profundidad sobre lo que se esconde exactamente detrás de esto", explicó el comisario.

Las informaciones recabadas en los últimos días pusieron a las fuerzas del orden sobre la pista de un posible ataque terrorista con un artefacto artesanal preparado por varias personas en Sídney, agregó Colvin.

"Los servicios policiales tomaron conocimiento de informaciones relativas al plan de varias personas para perpetrar un ataque terrorista utilizando un artefacto explosivo improvisado", señaló.

Durante las detenciones se obtuvieron elementos "de gran interés para la policía", pero sin embargo, los investigadores no disponen por ahora de "mucha información sobre este ataque, el lugar, la fecha o la hora", indicó el comisario, y aclaró que la investigación será "muy larga".

- Hallazgo de objetos sospechosos -

"Estamos examinando informaciones que indican que el sector aeronáutico era un objetivo potencial del ataque", continuó, sin añadir otros detalles.

Según la cadena de televisión australiana ABC, la policía halló durante sus registros el sábado objetos susceptibles de ser utilizados para fabricar un artefacto artesanal.

Las autoridades piensan que el sospechoso planeaba introducir este dispositivo en un avión y hacerlo explotar, según ABC.

Durante la operación de las fuerzas del orden, 40 policías antidisturbios entraron en una casa en Surry Hills, un barrio del centro de Sídney, según el canal de televisión Seven Network, que mostró las imágenes de un hombre con la cabeza vendada evacuado por la policía, envuelto en una manta blanca.

Las calles aledañas quedaron cerradas el domingo mientras la policía científica recogía muestras y los investigadores sacaban objetos de un domicilio registrado.

Con el refuerzos de las medidas de seguridad en los aeropuertos, se pidió a los pasajeros que acudan al menos dos horas antes para los vuelos domésticos y tres horas para las conexiones internacionales.

Las autoridades australianas temen nuevos ataques yihadistas tras varios atentados ocurridos en el país estos últimos años, entre ellos la muerte de un empleado de la policía en Sídney por un adolescente de 15 años.

Antes de este anuncio, la policía había desbaratado doce ataques y detenido a unas sesenta personas desde que se elevó el nivel de alerta, en septiembre de 2014.

"Las personas que actúan como lobos solitarios son la principal amenaza para Australia. Sin embargo, también es posible que se planeen ataques más sofisticados", declaró el domingo a los periodistas el ministro de Justicia, Michael Keenan.

Una coalición internacional liderada por Estados Unidos y de la que forma parte Australia efectúa ataques aéreos contra el grupo yihadista Estado Islámico en Siria e Irak desde el verano de 2014.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP