Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Migrantes esperando subir a autobuses en la frontera austríaco-húngara el 5 de septiembre de 2015 para viajar de Nickelsdorf, en Austria, a Viena

(afp_tickers)

El Gobierno austríaco anunció este martes que implantará controles fronterizos en doce puntos de la frontera sur del país, que colinda con Italia, Eslovenia y Hungría, con el objetivo de frenar la llegada de migrantes.

"Va a haber distintas medidas estructurales", similares a la barrera erigida en el principal puesto fronterizo con Eslovenia, anunció la ministra del Interior, Johanna Mikl-Leitner.

El Gobierno también tiene previsto implantar un cupo diario máximo de migrantes que puede acoger.

Austria ha endurecido su política migratoria en un momento en que Europa hace frente a la peor crisis de desplazados desde la Segunda Guerra Mundial.

El país, donde viven casi nueve millones de habitantes, recibió el año pasado 90.000 peticiones de asilo, una de las cuotas per capita más alta de todos los países europeos.

En respuesta, Viena ya había advertido el mes pasado que recortaría a 37.500 el número máximo de admitidos, una medida que implica la deportación de al menos 12.500 personas.

En el último año llegaron a Europa más de un millón de migrantes, principalmente procedentes de países en conflicto como Siria, Irak y Afganistán.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP