Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen proporcionada por el Departamento de Policía de Colorado Springs en la que puede verse a Robert L. Dear, de 57 años, sospechoso del tiroteo en la clínica Planned Parenthood el 27 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El presunto autor del tiroteo que dejó tres muertos y nueve heridos a finales de noviembre en una clínica abortista de Estados Unidos gritó este miércoles ser culpable del ataque, en medio de la vista en la que fue acusado formalmente.

"¡Soy culpable! ¡No hay juicio!", gritó Robert Lewis Dear, de 57 años, quien dijo ser "un guerrero de los bebés", de acuerdo con la prensa local.

Dear fue acusado de 179 delitos por el ataque que perpetró durante más de cinco horas el 27 de noviembre contra una clínica de la organización Planned Parenthoud en Colorado Springs, una de las ciudades más importantes del estado de Colorado (oeste).

Tres días después del tiroteo, el juez Gilbert Martine ya le adelantó que el principal cargó del que sería acusado es asesinato en primer grado, castigado como mínimo con la cadena perpetua y como máximo con la pena de muerte.

Dear no dejó de repetir durante la vista que hay que "proteger a los bebés" y de interrumpir a su abogado de oficio, Dan King, sobre quien dijo no querer contar más con sus servicios.

King representó hasta hace unos meses a James Holmes, quien mató a 12 personas e hirió a más de medio centenar en 2012 durante la proyección de un filme de Batman en un cine de la localidad de Aurora.

Holmes escapó en agosto a la pena de muerte, pero pasará el resto de sus días tras las rejas sin opción a libertad condicional.

"¿Saben quién es este abogado?", preguntó en medio de la vista, según la cadena local 9News. "Es el abogado del atacante de Batman a quien le drogó. Eso es lo que quieren hacer conmigo", denunció.

Dear permanece encarcelado en una prisión del condado de El Paso sin fianza.

AFP