Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ídolo del rock argentino, el Indio Solari, durante un show en Olavarría (Argentina), el 11 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Una avalancha humana durante el concierto del ídolo del rock argentino Indio Solari dejó dos muertos y 12 personas internadas la madrugada del domingo, cuando más de 300.000 espectadores abarrotaron el predio al aire libre en la pequeña ciudad de Olavarría.

"La situación se fue de las manos, no se esperaba tanta gente. Siempre se habló de 170.000 personas pero fue impresionante lo que pasó. El operativo estaba preparado para la mitad de la gente que hubo", admitió el alcalde de la localidad, Ezequiel Galli, de Cambiemos (centroderecha), la alianza que lidera el presidente Mauricio Macri.

"Se desbordó absolutamente todo, entraron más de 100.000 vehículos" a la ciudad de 130.000 habitantes y situada a 350 km al sudoeste de Buenos Aires, contó en una rueda de prensa y responsabilizó de los problemas de organización a la productora del recital, "En Vivo S.A".

Macri envió sus condolencias a los familiares de los fallecidos y atribuyó lo ocurrido a la falta de límites.

"Esto es lo que pasa cuando uno pasa por arriba de las normas (...) A veces saber ponerse límites genera oportunidades mejores, lo contrario puede terminar en tragedia como ayer (sábado)", declaró el presidente en una entrevista grabada para América TV.

El portal de Facebook Virumancia, escrito por la esposa del Indio, instó a tener prudencia y a esperar noticias oficiales. "No crean todo lo que se dice" en los medios sugirió un mensaje "a las familias de los afectados".

"Estamos muy tristes y preocupados y queremos hacer llegar nuestro acompañamiento a las familias afectadas", se lee en Virumancia.

Según la prensa de Olavarría, la fiscal Susana Alonso le tomó la tarde del domingo declaración testimonial al músico y determinó secreto de sumario.

- "Misa ricotera" -

Los recitales de Solari, de 68 años, exlíder de la mítica banda argentina Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, disuelta en 2001, convocan a multitudes de todas las generaciones y procedentes de todo el país para sumarse en procesión a la llamada 'misa ricotera'.

Desde que es solista, el cantante y compositor nunca tocó en Buenos Aires y elige alguna ciudad alejada de la capital.

Con su banda Los fundamentalistas del aire acondicionado, Solari heredó la masividad y muchas canciones emblema de 'Los Redondos', banda que construyó su mito con su voz y el sonido característico de la exquisita guitarra de Skay Bellinson, con quien formaban una dupla creativa legendaria ahora peleada a muerte.

Como solista y con un solo recital anual masivo, Solari parece acrecentar su mística y muchos pagaron los 50 dólares el boleto para no perderse lo que creyeron podría ser su último concierto tras su revelación de que padece mal de Parkinson.

- Pedido de calma -

Las muertes de los dos hombres habrían ocurrido media hora después de que comenzara el espectáculo la noche del sábado en el predio La Colmena, habilitado para 200.000 personas y cuyo contrato de alquiler está ahora cuestionado.

Uno de los fallecidos, de nombre Javier León, de 42 años, sufrió un paro cardiorrespiratorio y el otro, que "murió en la avalancha" todavía no pudo ser identificado, dijo el alcalde de Olavarría.

Aún quedan internadas 12 personas, dos de las cuales se encuentran en cuidados intensivos en el hospital local.

El predio fue desbordado por los seguidores de Solari, que se jactan de generar "el pogo más grande del mundo", cuando decenas de miles de personas saltan al unísono entonando sus temas como himnos.

El músico interrumpió varias veces el espectáculo para pedir calma y asistencia para algunos desmayados.

"La gente de Defensa Civil ¡¿dónde está?! Hay gente tirada en el suelo", lanzó por los parlantes cuando iba media hora de recital.

Solari terminó interpretando 19 canciones, incluidas emblemas como "Jijiji" y "Todo preso es político", aunque en un clima ya muy enrarecido, contaron espectadores.

Diversos testimonios dieron cuenta de otras avalanchas en la caótica salida del concierto.

- Jóvenes varados -

Cientos de jóvenes varados seguían deambulando el domingo por Olavarría, mientras que en la terminal de autobuses hubo incidentes con saqueos a locales.

Decenas de jóvenes fueron llevados en cajas de camiones hasta rutas aledañas.

Un centenar de autobuses repletos habían partido desde Montevideo. La embajada de Uruguay dijo no tener reportes de víctimas.

Las redes sociales se transformaron en un medio esencial para ubicar a gente perdida. El grupo de Facebook "Recital del Indio - Dónde estás?" contaba con más de 30.000 miembros.

La situación rememoró otra tragedia que marcó al rock argentino. El 30 de diciembre de 2004, 194 jóvenes murieron al incendiarse la discoteca República Cromañón durante un recital de la banda Callejeros en Buenos Aires.

AFP