Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto captada por un satélite el 20 de septiembre de 2015 de unos aviones de combate y helicópteros rusos en una base militar en la ciudad siria de Latakia, controlada por el gobierno.

(afp_tickers)

Aviones de la coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico debieron ser redirigidos al menos una vez para evitar a aeronaves rusas sobre Siria, dijo este miércoles un portavoz del Pentágono.

"Tenemos una instancia, al menos, en la que hubo que tomar medidas para" modificar la ruta para "asegurarnos de que no se produjera una distancia insegura" entre los aparatos de la coalición y los rusos, dijo el capitán de la marina Jaeff Davis, un portavoz del Pentágono.

"Tuvieron que renunciar a atacar el blanco", indicó esta fuente.

A falta de un mecanismo de intercambio de información con los rusos para evitar estos incidentes, la coalición ha puesto en marcha "sus propias reglas de seguridad aérea", precisó la fuente.

En el caso de los dos F-16, que habían despegado de la base aérea de Incirlik, en Turquía, la decisión de renunciar a la misión fue tomada "por los pilotos" en aplicación de esas reglas, precisó el responsable de defensa, que añadió que hasta ahora sólo se había desviado una misión de la coalición.

Los aviones rusos bombardean siria desde hace una semana y el ministro de Defensa, Serguei Choigu, afirmó que por ahora estos ataques habían alcanzado 112 blancos.

Los rusos emplearon este miércoles por primera vez misiles lanzados desde el mar Caspio para alcanzar territorio sirio.

La administración estadounidense afirmó por su parte que la congestión del cielo sirio no iba a ralentizar el ritmo de las operaciones contra el grupo EI.

Desde el pasado 30 septiembre, en que empezaron los bombardeos rusos, la coalición ha ejecutado 43 ataques en el país, según un recuento de la AFP basado en los comunicados diarios de la coalición.

Ante las insistentes preguntas acerca de cuántas veces había redirigido exactamente la coalición los aviones, el portavoz no quiso responder.

"Hemos redirigido el avión", pero "esto pasa miles de veces al día en el cielo estadounidense" en los aviones civiles, relativizó el portavoz.

En tanto, según un responsable estadounidense de Defensa, el incidente afectó a dos aviones F-16 de Estados Unidos que renunciaron a una misión de bombardeo en Siria para no acercarse demasiado a los aviones rusos.

Fortalecido por el apoyo de los bombardeos rusos, el ejército sirio lanzó este miércoles una vasta ofensiva terrestre en el norte de la provincia de Hama, en el centro del país.

AFP