Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de migrantes a bordo de una embarcación, tras ser rescatados el 27 de junio de 2017 cuando intentaban llegar a Europa a través del mar Mediterráneo, cerca de la costa de Zawiyah, a 45 kilómetros al oeste de Trípoli

(afp_tickers)

La Comisión Europea desveló este martes sus medidas para ayudar a Italia a hacer frente a la incesante llegada de migrantes desde Libia a través del mar Mediterráneo, entre ellas ayudas económicas y apoyo logístico de guardacostas.

"Esta cuestión migratoria perdurará, nos perseguirá durante generaciones y tenemos todo el interés en la búsqueda de soluciones duraderas para mostrar a nuestros conciudadanos que estamos a la altura", estimó el vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans.

Según las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), desde enero, más de 85.000 migrantes han llegado a través del Mediterráneo a las costas de Italia, que junto a Grecia, donde han llegado casi 9.300, están en primera línea de la reciente crisis migratoria.

Ante la llegada de migrantes, Roma pidió ayuda a sus socios europeos para poder enfrentar la crisis, un llamamiento que, a juicio de Timmermans, está "completamente fundamentado". "Todo el mundo debe asumir su parte de responsabilidad en toda Europa", agregó.

En su plan, Bruselas prevé "un proyecto de 46 millones de euros elaborado conjuntamente con Italia" para "reforzar todavía más las capacidades de las autoridades libias" y una ayuda adicional de 35 millones de euros para Roma que podría movilizarse "de manera inmediata".

La Comisión también expresó su deseo de "apoyar la creación en Libia de un centro de coordinación y salvamento marítimo completamente operativo", así como ayudar a Libia a reforzar los controles en su frontera sur.

Si Roma lo solicita, Bruselas indicó que pueden poner a disposición "el contingente de reacción rápida de la Guardia Europea de Fronteras y Costas, formado por 500 expertos en retorno".

"Tenemos que actuar en apoyo de Libia para luchar contra los traficantes y reforzar el control de las fronteras, con objeto de reducir el número de personas que emprenden viajes peligrosos con destino a Europa", indicó por su parte el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

Los 28 ministros del Interior de la UE deberán abordar el jueves este "plan de acción" en una reunión informal en Tallin, en un contexto de desencuentros de Bruselas con algunos de ellos, como Polonia y Hungría, por su negativa a acoger a refugiados.

El ejecutivo comunitario llamó de nuevo a los países del bloque a reubicar a migrantes llegados a Italia y Grecia, tal y como se comprometieron en septiembre de 2015, en pleno auge de la crisis migratoria.

En casi dos años, sólo se han reubicado en otros países de la UE 7.400 migrantes llegados a las costas italianas.

AFP