Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de una plataforma petrolera tomada el pasado 29 de septiembre en centro-sur del mar Mediterráneo

(afp_tickers)

Las operaciones de búsqueda proseguían este domingo para hallar a los 29 empleados desaparecidos tras el incendio de una plataforma petrolera en el mar Caspio, en Azerbaiyán, que dejó al menos un muerto.

La presidencia del país hablaba en su sitio web de "varios muertos" y el jefe de Estado, Ilham Aliev, decretó un día de luto nacional para este domingo.

El viernes por la tarde, una tormenta dañó un conducto de gas en una plataforma del yacimiento de hidrocarburos Azeri-Chiraq-Guneshli, en las aguas del sur del mar Caspio, provocando el incendio.

Los equipos de rescate habían logrado entonces evacuar a 33 de los empleados, que se habían refugiado en botes salvavidas.

La fiscalía general anunció en un comunicado la apertura de una investigación para esclarecer posibles "infracciones a las reglas de seguridad respecto a incendios". Vientos de hasta 144 kilómetros por hora dañaron el conducto de gas el viernes, explicó la fiscalía.

El yacimiento de Guneshli fue descubierto en 1981 en el sur del mar Caspio, 90 kilómetros al este de la capital, Bakú.

El acuerdo de exploración y explotación de los recursos del Caspio fue firmado en 1994 entre un consorcio internacional que incluye numerosas compañías petroleras multinacionales, como la noruega Statoil, las estadounidenses Chevron y ExxonMobil, la turca Petro SC, la británica BP o la japonesa Inpex.

Ex república soviética de nueve millones de habitantes, fronteriza con Irán, Georgia, Armenia y Rusia, Azerbaiyán concentra el 80% de las riquezas petroleras del Cáucaso del sur.

Varios accidentes mortales ocurrieron en los últimos años en plataformas petrolíferas marítimas del mundo. La peor catástrofe de los últimos 40 años fue en julio de 1988, cuando un incendio en la plataforma Piper Alpha en el mar del Norte, probablemente por una fuga de gas, causó 167 muertos.

AFP