Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos militares patrullan en la Rue des Bouchers (Calle de los carniceros) de Bruselas, el 24 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El Gobierno belga reforzará el miércoles las medidas de seguridad en Bruselas, que se encuentra en el máximo nivel de alerta por atentados, para acompañar la reapertura de las escuelas y del metro.

Unos 300 policías adicionales, que vendrán de diferentes regiones del país, serán desplegados para proteger las escuelas de Bruselas, junto a unos 200 militares para garantizar la seguridad de las líneas de metro, indicó el Ministerio de Interior, que no quiso dar más precisiones sobre la cantidad de fuerzas desplegadas.

Las escuelas de la región de Bruselas permanecieron cerradas el lunes y este martes, tras la decisión del viernes del gobierno de elevar al máximo la alerta por amenaza de atentados "seria e inminente". El metro de Bruselas estuvo cerrado todo el fin de semana.

Estas medidas alteraron radicalmente la vida en esta ciudad de 1,2 millones de habitantes a la que cada día acuden a trabajar unas 320.000 personas del resto del país.

El Gobierno del primer ministro, Charles Michel, tomó estas medidas por el temor a atentados "como los de París" del 13 de noviembre que dejaron 130 muertos.

La ciudad de Bruselas anunció este martes la reapertura de los centros culturales y museos. Los museos federales, como el Museo Real de Bellas Artes, permanecerán sin embargo cerrados.

Las instituciones que anunciaron su reapertura adelantaron que tomarían medidas adicionales de prevención.

Los llamamientos se multiplican, sobre todo en las redes sociales, para que la vida vuelva a la normalidad. El ministerio de Economía anunció un regreso a la normalidad el miércoles.

AFP