Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos mujeres con paraguas se pasean junto a un soldado el 21 de noviembre de 2015 en Bruselas

(afp_tickers)

Bélgica decidió este lunes mantener en su nivel máximo la alerta por amenazas de atentado e inculpó a un nuevo sospechoso de "participación" en los atentados de París cuando la coalición internacional contra el Estado Islámico se organiza impulsada por Francia que lanzó nuevos ataques en Irak.

Al mismo tiempo, en Montrouge, un suburbio cercano de París, la policía francesa halló un "cinturón que podría parecerse a un cinturón de explosivos", 10 días después de los atentados en la capital francesa que dejaron 130 muertos.

En Bruselas, las escuelas y el metro permanecerán cerrados nuevamente el martes, anunció el primer ministro belga, Charles Michel. Recién abrirán sus puertas "gradualmente" el miércoles.

"La amenaza sigue siendo seria e inminente", dijo el primer ministro Charles Michel en una conferencia de prensa en la que anunció que mantenían el nivel de alerta máximo para la capital belga, sede de las instituciones europeas y de la OTAN.

La decisión será por una semana, aunque podrá reevaluarse antes del próximo lunes.

"Los objetivos potenciales siguen siendo los mismos", dijo Michel citando las zonas comerciales y los lugares con importante afluencia de personas.

Sin transporte público, la capital belga, de 1,2 millones de habitantes y a la que cada día acuden a trabajar unas 320.000 personas del resto del país, intentó este lunes organizarse.

Numerosas empresas permitieron a sus colaboradores trabajar desde sus domicilios. En la capital se vieron más bicicletas que de costumbre.

En las estaciones de tren capitalinas, que funcionaban con normalidad, la afluencia de pasajeros era menos importante que un día laborable normal.

El nivel de alerta seguirá en su máximo "el tiempo que sea necesario", indicó el ministro de Interior, Jan Jambon, que reconoció que esta medida tenía costos.

- Cinturón de explosivos -

Por su parte, la fiscalía belga inculpó a un nuevo sospechoso de "participación" en los atentados de París. Su identidad no fue revelada, pero es el cuarto inculpado en Bélgica por los atentados de París.

La persona fue detenida en uno de los allanamientos realizado el domingo por la policía belga. Los otros tres inculpados habrían ayudado a un sospechoso clave de los atentados, Salah Abdeslam.

Abdeslam, un francés de 26 años residente en el barrio de Molenbeek en Bruselas, sigue prófugo 10 días después de la masacre. Las autoridades creen que logró salir de la capital francesa gracias a la ayuda de dos cómplices que vinieron a buscarlo desde Bruselas, dos de los inculpados por la fiscalía belga.

Salah Abdeslam, cuyo hermano Brahim se hizo estallar en el boulevard Voltaire el 13 de noviembre, fue localizado, gracias a su celular, cerca de Montrouge la noche de los ataques, indicaron fuentes de la investigación en París.

En esta localidad del sur de París fue descubierto "al atardecer del lunes en una basura" lo que parecía un cinturón explosivos, indicó una fuente policial, y preciso que "no disponía de sistema de encendido".

Descubierto por unos basureros, parecía tener "la misma configuración" que los chalecos utilizados por los yihadistas que se explotaron el 13 de noviembre en París, según otra fuente policial.

El cinturón se estaba analizando "para confirmar si se trata de explosivos", precisó una fuente cercana a la investigación.

Salah Abdeslam es intensamente buscado por la policía belga. "Creo que debe tener mucho apoyo en nuestro territorio. Es por ello que todos los allanamientos realizados actualmente son importantes", dijo Jan Jambon esta mañana.

- El mayor daño posible -

En paralelo, Francia volvió a atacar a la organización Estado Islámico en Irak y Siria.

Cazabombarderos Rafale despegaron este lunes del portaaviones francés "Charles de Gaulle" para operaciones de bombardeo contra posiciones del grupo Estado Islámico en Irak, anunció el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas francesas, Pierre de Villiers.

Además, "desde (...) Jordania, dos Mirage 2000 del ejército del aire partieron en misión. Simultáneamente desde el portaaviones, cuatro Rafale se les unieron sobre Siria" para bombardear posiciones en Raqa (norte), informó el ministerio de Defensa en París.

"Vamos a intensificar nuestras incursiones aéreas, vamos a escoger los objetivos que ocasionen el mayor daño posible a esa organización terrorista", había declarado por la mañana el presidente francés, François Hollande, al recibir al primer ministro británico, David Cameron.

En Londres, luego de su visita al mandatario francés, Cameron anunció que el jueves presentará ante el Parlamento un plan para bombardear al grupo EI en Siria.

"Apoyo firmemente la acción que el presidente Hollande emprendió para bombardear a Estado Islámico en Siria" afirmó Cameron, que ofreció a Hollande el uso de la base aérea británica en Chipre.

La llegada del portaaviones francés al Mediterráneo Oriental este fin de semana, escoltado por una fragata británica y otra belga, permitirá a la fuerza aérea francesa triplicar su capacidad de ataque. El buque insignia de la Armada francesa transporta 26 cazabombarderos Rafale y Super Etendard. Francia ya tiene desplegados 12 aparatos en Emiratos Árabes Unidos y en Jordania.

Este lunes, el presidente francés inició también un maratón diplomático para forjar una amplia coalición contra el EI, que reivindicó los atentados del 13 de noviembre en París.

Luego de Cameron, Hollande se reunirá el martes con Barack Obama en Washington y en París el miércoles con la canciller alemana Angela Merkel.

El jueves tiene previsto reunirse con el presidente ruso Vladimir Putin en Moscú, cuyas fuerzas armadas ya apoya a las fuerzas de Bashar al Asad. Putin ordenó la semana pasada a su Armada cooperar con las fuerzas francesas.

Francia, todavía traumatizada por los ataques, rendirá homenaje a sus muertos esta semana. Los primeros entierros se llevaron a cabo este lunes, tras largos procesos de identificación. El viernes habrá una ceremonia de homenaje nacional.

AFP