Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de Salah Abdeslam, sospechoso de estar implicado en los atentados de París, difundida por la policía francesa el 15 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

La policía belga llevó a cabo el lunes una importante operación en el barrio de Molenbeeck en Bruselas para tratar de localizar a Salah Abdeslam, sospechoso clave de los atentados de París, que terminó sin detenciones, mientras la justicia inculpó a dos sospechosos por "atentado terrorista".

El lunes por la noche, el órgano de coordinación para el análisis de la amenaza (Ocam) aumentó el nivel de alerta terrorista al nivel 3, o grave, en todo el país (amenaza posible y probable). El encuentro amistoso que debía jugarse en Bruselas entre la selección belga y la española el martes fue cancelado.

"La operación terminó y el resultado es negativo, nadie fue detenido", dijo Eric Van Der Sypt. Este lunes por la mañana el portavoz no pudo precisar si Salah Abdeslam se encontraba en la residencia rodeada por la policía.

Una fuente francesa cercana a la investigación había indicado a la AFP que se llevaban a cabo "verificaciones" sobre su presencia "en el departamento" de esta vivienda de la comuna popular de Molenbeeck.

Salah Abdeslam, el sospechoso clave con orden de captura internacional, es considerado como "peligroso" por la policía francesa que difundió un aviso de búsqueda el domingo por la noche. La prensa belga lo calificó de "enemigo público número uno".

El sábado por la mañana Salah Abdeslam, o una persona que presentó sus documentos de identidad, fue controlado por la policía francesa en la autopista hacia Bruselas, a la altura de Cambrai (a unos 60 km de Bélgica).

Al no tener mayores informaciones en su contra luego de los atentados que dejaron 129 muertos en París el viernes por la noche, la policía no procedió a detenerlo.

Pero luego, la justicia belga emitió una orden de captura internacional contra Salah Abdeslam. Los servicios de inteligencia belgas ya tenían un expediente sobre el sospechoso, según una fuente cercana a la investigación.

Salah Abdeslam, un francés de 26 años nacido en Bruselas, alquiló un vehículo, un Volkswagen Polo negro, matriculado en Bélgica que fue hallado estacionado delante de la sala Bataclan, donde 89 personas fueron asesinadas.

Su hermano, Brahim, de 31 años, también de nacionalidad francesa pero residente en Bruselas, había alquilado un vehículo Seat negro, también matriculado en Bélgica, que fue hallado en Montreuil, suburbio de París, al día siguiente de los ataques. La policía francesa encontró tres fusiles Kalashnikov y once cargadores vacíos y cinco llenos dentro del coche.

Brahim, que participó en los ataques contra los restaurantes en París, se hizo estallar, delante de un bar en el bulevar Voltaire de la capital francesa hiriendo de gravedad a una persona.

Salah Abdeslam había sido encarcelado en Bélgica por robo, indicó una fuente con acceso a la investigación. Los dos hermanos figuran en una investigación abierta en Bélgica por viajes a Siria, según otra fuente. Numerosos jóvenes belgas viajan a Siria, desde que este país está en guerra civil, para unirse a movimientos radicales.

- Dos inculpados por terrorismo -

Dos personas detenidas el sábado en operaciones de la policía en el barrio de Molenbeeck en Bruselas fueron inculpadas este lunes por la fiscalía con el cargo de "atentado terrorista" en el marco de la investigación por los atentados de París, indicó en un comunicado.

"La fiscalía confirma que cinco de los siete detenidos (...) el sábado fueron liberados (...) los otros dos fueron inculpados por atentado terrorista y participación en actividades de un grupo terrorista", añadió.

La fiscalía no dio los nombres de las personas inculpadas, sin embargo, la prensa belga adelanta que se trataría del propietario del vehículo y del conductor que fueron controlados el sábado a la altura de Cambrai. La policía belga los detuvo el sábado por la tarde en la comuna de Molenbeeck.

Entre los detenidos del sábado que fueron liberados "sin cargos" este lunes se encuentra Mohamed Abdeslam, hermano del buscado Salah y de Brahim, el kamikaze.

Mohamed Abdeslam fue liberado "sin ser inculpado, lo que quiere decir que no hay ningún indicio en su contra", precisó a la AFP su abogada, Nathalie Gallant.

Tras su liberación, Mohamed Abdeslam aseguró que ignoraba en donde está su hermano, Salah.

"No sabemos donde está actualmente. No sabemos, con las actuales tensiones, si se presentará ante la justicia. (...) Es un joven normal", afirmó Mohamed Abdeslam.

"Soy uno de los hermanos [de Abdeslam] pero de ninguna manera estoy relacionado a lo que sucedió el viernes 13" en París, dijo Mohamed, un empleado municipal.

"Tengo una coartada para el viernes por la noche, y esa es la razón por la que el juez decidió liberarme", añadió.

Según su abogada, Mohamed Abdeslam estaba el viernes por la noche "con su socio en Lieja (este de Bélgica), donde trabajaba en un proyecto de renovación de un bar".

"No estuvo en contacto con sus hermanos en los últimos días", aseguró.

AFP