Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet (der), en una reunión de la OMC en Ginebra, el 29 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, dijo este miércoles que América Latina encabezará los esfuerzos para impulsar el acuerdo Asia-Pacífico, después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, pusiera fin al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

En una sesión especial en la Organización Mundial del Comercio (OMC), Bachelet advirtió contra la creciente amenaza de "políticas comerciales proteccionistas en algunos países", sin mencionar directamente a Estados Unidos y Trump.

"Estamos en un punto de inflexión", dijo ante la OMC en Ginebra. "La integración regional es crucial (...) no es una opción. Es una necesidad absoluta".

Bachelet recordó dos días de reuniones de alto nivel organizadas por Chile a principios de este mes, en las que participaron 11 países que formaron parte del extinto Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), cuyo objetivo era resucitar algunos de los logros obtenidos durante las negociaciones del TPP.

Chile, junto con sus aliados latinoamericanos, "ofrecerá una plataforma alternativa para promover la liberalización del comercio en la región Asia-Pacífico", dijo Bachelet, prometiendo "fortalecer los principios del multilateralismo".

Negociado por el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, que quería contrarrestar la creciente influencia de China, el TPP habría reducido los aranceles y estrechado los lazos comerciales entre países que representan alrededor del 40% de la economía mundial.

- ¿China principal socio del TPP? -

La decisión de Trump de sacar a Estados Unidos del TPP marcó el primer gran movimiento de su administración en el sistema de comercio mundial, que criticó repetidamente durante su campaña electoral a las presidenciales.

Su gobierno amenazó desde entonces con ignorar las decisiones de la OMC, que ayuda a definir las reglas del comercio internacional.

En las reuniones en Chile a principios de este mes, los funcionarios no descartaron la posibilidad de un "TPP 2.0", con China remplazando a EEUU como la principal potencia del acuerdo.

Michelle Bachelet, en un precedente discurso este miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, aludió directamente a la controvertida propuesta de Trump de construir un muro a lo largo de la frontera estadounidense con México.

Tras aludir a los problemas que arrasan al mundo en la actualidad, como los conflictos, la pobreza, la corrupción o la violencia contra las mujeres, Bachelet defendió que "la única respuesta posible es colectiva, coordinada y cooperativa".

"Ningún país, sin importar su poderío, es inmune a estos problemas, ni puede resolverlos construyendo muros, reales o metafóricos", recalcó la presidenta chilena.

AFP