Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los responsables kurdos afirman que a una victoria del sí en el referéndum no le seguirá un anuncio de independencia inmediatamente, sino que les permitirá lanzar en posición de fuerza nuevas negociaciones con Bagdad

(afp_tickers)

Bagdad acentuó su presión este jueves sobre el Kurdistán iraquí al destituir al gobernador de la disputada provincia de Kirkuk, que tomó posición a favor del referendo kurdo de independencia.

El martes, el Parlamento federal votó contra esta consulta, prevista para el 25 de septiembre, que ya provoca inquietud en la región, pues los países vecinos temen que la veleidad separatista de Erbil contagie a sus minorías kurdas.

El Parlamento iraquí votó además este jueves, por unanimidad de los 173 diputados presentes y en respuesta al pedido del primer ministro, Haider al Abadi, la destitución del gobernador el Kirkuk, el kurdo Najm Eddine Karim.

En agosto Karim anunció que organizaría el referendo kurdo, a pesar de la oposición de Bagdad y cuando Kirkuk no depende del Gobierno local de Erbil.

A medida que se acerca el día de la consulta, el pulso entre Bagdad y Erbil no deja de aumentar, con votos cuestionados y rumores cada vez más persistentes sobre posibles incidentes en el futuro.

A fines de agosto, el Consejo provincial de Kirkuk votó para organizar el referendo, con la ausencia de sus miembros árabes y turkmenos, que llamaron a boicotear la consulta. El martes, los diputados kurdos abandonaron el Parlamento en Bagdad en señal de protesta.

El Parlamento de Erbil, que no sesiona desde hace más de dos años, se reunirá el viernes para dar "un marco legal" al referendo, según el portavoz de la asamblea, Tariq Jawhar.

El tema de las zonas disputadas, como Kirkuk, es particularmente sensible en Irak, y el referendo podría hacer que la situación estalle.

- "Guerra civil" -

En la provincia de Kirkuk por ejemplo, el rumor es cada vez más fuerte sobre el hecho de que las diferentes comunidades se están al parecer armando, mientras que numerosas fuerzas armadas paramilitares se instalan un poco en todas partes.

En la ciudad de Kirkuk, los peshmergas, combatientes kurdos, tomaron el control de la seguridad, mientras que en los alrededores las unidades paramilitares chiitas se desplegaron.

Hadi al Ameri, el jefe de la organización Badr, poderoso grupo paramilitar respaldado por Teherán, denunció con vehemencia las ambiciones separatistas de los kurdos, que podrían dar ideas, según él, a los deseos de los sunitas y otras minorías. "Una secesión llevará a la guerra civil", dijo en un discurso este influyente líder chiita.

"No nos pondremos de acuerdo sobre las fronteras entre árabes y kurdos, no tenemos otra opción que proteger la unidad de Irak, su soberanía, su honor y su independencia", insistió.

Los responsables kurdos afirman que una victoria del sí en el referéndum no será seguida inmediatamente de un anuncio de independencia, sino que les permitirá lanzar, en posición de fuerza, nuevas negociaciones con el poder en Bagdad.

Los países vecinos, Irán y Turquía en primer lugar, piden asimismo que se suspenda esta consulta.

Este jueves, Ankara advirtió que la organización del referendo "tendrá un precio", una posición capaz de comprometer la viabilidad de un eventual Estado kurdo ya que el Kurdistán iraquí obtiene la mayor parte de sus ingresos con la exportación de petróleo a través de un ducto que llega al puerto turco de Ceyhan.

EEUU y numerosos países occidentales piden también posponer o suspender el referendo, estimando que perjudicará la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que aún controla dos bastiones en Irak.

En cuanto a los 5,5 millones de kurdos que deben pronunciarse a favor o en contra de la independencia del Kurdistán iraquí, que se beneficia desde 1991 de una autonomía que se amplió con el correr de los años, están divididos sobre el calendario de voto.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP