Nada parecía predestinar a Abu Bakr al Bagdadi, líder del grupo Estado Islámico (EI), cuya muerte anunció Estados Unidos el domingo, a que asumiera el liderazgo de la organización yihadista que ha impuesto el terror en un enorme territorio, a caballo entre Irak y Siria.

Sofía Amara, autora de la obra "Bagdadi, califa del terror", explica a la AFP cómo logró sobreponerse a muchas limitaciones personales para lograr liderar durante casi un lustro este "califato", reducido a unos pocos retazos en marzo de 2019.

- ¿Que clase de líder era Bagdadi ?

"Todos aquellos que lo conocieron dicen que no tenía carisma, que era alguien demasiado discreto, al menos al principio. Después se enardeció merced al poder que le brindó su condición de califa, al frente de un Estado rico y ultraviolento, al punto de lograr asestar golpes en pleno corazón de Europa".

"Cuando se lo observa en su primer video, en 2014, en el cual se hace llamar califa, se ve a un hombre que renguea al subir la escalera del minbar (torre) de la mezquita Al Nur en Mosul, Irak. Para nada es un hombre que inspire terror. Más bien parece un imán de un suburbio", añade.

"Desde su infancia --prosigue-- tenía problemas para expresarse, al punto que se entrenaba durante horas frente a un espejo para hilvanar algunas frases seguidas".

"Quiso ser abogado, pero no tenía calificaciones suficientes. Tampoco pudo ser soldado porque era miope".

"Su exesposa me decía que era alguien muy paciente, con mentalidad de docente", añadió.

"Una rehén yazidí que estaba a su servicio cuenta que en medio de los bombardeos de la coalición (internacional), la hizo llamar junto a otras chicas. Las hizo lavarse y a las tres de la mañana que recitaran el Corán. Esto dice mucho sobre este personaje, que parece realmente patético".

"Siempre hablaba en voz baja (...) Daba la impresión de no tener la autoridad que le confería su título de califa".

- ¿Cómo logró imponerse?

"No tenía carisma, pero logró superar su timidez gracias al dinero y su poder sobre los hombres bajo su mando, hasta unos 50.000 o 60.000 combatientes", explica.

"Consciente de que no tenía el CV adecuado --no combatió en Afganistán, tampoco en Pakistán, nunca utilizó realmente las armas, era apenas un imán-- se apoyó en su conocimiento de la religión para paliar su falta de legitimidad militar. Se ufanaba de ser doctor en Teología", añade.

"Nacido en Irak, también supo cómo vincularse con los miembros del partido Baaz (panárabe socialista) y sacar provecho de los acontecimientos en Siria para lanzar un puente entre los dos países y crear un califato".

"Hizo un recorrido sorprendente, en tanto logró inscribir en la geografía este proyecto de califato, que inclusive (Osama) bin Laden no había logrado, y ello sin ser uno de los grandes líderes de la Yihad ni de la resistencia a la ocupación estadounidense en Irak desde 2003", sostuvo Amara.

- ¿En qué habrá marcado al yihadismo?

"Bagdadi quería redorar el blasón del grupo, que estaba medio moribundo, mediante operaciones sangrientas, que perpetró. Poco a poco logró ubicarse al frente de esta yihad mundial, y fue en esto en lo que se reveló muy, muy fuerte", prosigue.

"Su principal mérito fue percatarse de que era absolutamente necesario lograr la colaboración de los hombres del entorno de Sadam Husein (el expresidente iraquí derrocado y asesinado), y fue precisamente gracias a ellos que logró sacar adelante su proyecto".

"La desaparición de Bagdadi es, por supuesto, muy importante desde el punto de vista simbólico. Fue un duro golpe para la organización, pero no fatal", prosigue.

"Dáesh (acrónimo árabe del EI) es una ideología y no personas. El pensamiento, la ideología de Bagdadi continúan siendo una opción para defender a la población, en Siria y sobre todo en Irak, puesto que las causas que dieron nacimiento a este monstruo aún están allí, y la desaparición de Baghdadi no cambiará nada".

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes