Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre pesca en el río Huangpu, frente a la central eléctrica de carbón de Wujing, en Shanghai, el 21 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El consumo de carbón en China disminuyó en 2016 por tercer año consecutivo, según los datos oficiales publicados este martes, en momentos en que el país intenta librarse de una fuente de energía muy contaminante.

El descenso fue del 4,7% el año pasado y la parte del carbón en el combinado energético se fija ahora en el 62% (-2 puntos en un año), según la Oficina Nacional de Estadísticas (BNS).

Pese a ello, China sigue siendo primer consumidor mundial de carbón, carburante esencial de su economía, que le suministra 60% de su electricidad.

Estas cifras indican que el "consumo de carbón alcanzó un máximo en 2014", según la organización medioambiental China Dialogue, basada en Londres.

AFP