Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede del Banco Central argentino, en el centro de Buenos Aires, el 17 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

El camino al balotaje presidencial del domingo en Argentina quedó sembrado este miércoles de graves denuncias por supuestos intentos de provocar una corrida cambiaria y causar zozobra con denuncias contra el Banco Central.

"Ellos (los opositores) lo que quieren es que ocurra la devaluación ahora, para no tener que hacerla ellos", afirmó a radio 10 Silvina Batakis, señalada por el candidato oficialista Daniel Scioli como su ministra de Economía si ganara la segunda vuelta el domingo.

Scioli, un peronista de centro aliado de la presidenta centroizquierdista Cristina Kirchner, montó su caballito de batalla electoral en acusar a su rival, el derechista Mauricio Macri, de que produciría, si vence, una megadevaluación que impactaría en los salarios por efecto de la escalada inflacionaría que desataría.

Al contrario de la política que proponen los economistas de Macri, Batakis dijo creer que "el cepo (cambiario) tiene que ir liberándose en la medida que podamos engrosar y robustecer las reservas".

Batakis sostuvo que "no se puede hacer mágicamente el 10 de diciembre", día de asunción del presidente electo que sucederá a Kirchner tras dos mandatos consecutivos desde 2007.

- Cepo -

En Argentina sólo pueden comprar divisas en el mercado legal ahorristas que sean trabajadores, profesionales o pequeños empresarios, con sus cuentas fiscales en orden.

El Banco Central estuvo vendiendo divisas a razón de más de 100 millones de dólares diarios por las expectativas creadas ante una eventual depreciación.

Las reservas han perforado esta semana el piso de 26.000 millones de dólares. Scioli y Macri han dicho que resolverán la escasez de dólares con un flujo de inversiones.

En medio de la tensión, avanzó contra el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, una denuncia impulsada por legisladores de la oposición y avalada por un juez que el gobierno considera hostil a Kirchner.

La oposición sostiene que la autoridad monetaria vende a futuro dólares a 10,70 pesos por unidad, lo cual perjudicará las finanzas de la entidad si se produce una devaluación.

El tipo de cambio en vigencia es de 9,65 pesos y el barajado en el mercado ilegal roza los 15 pesos.

"Es una denuncia absolutamente política, en la semana de las elecciones", dijo este miércoles Vanoli en una conferencia de prensa con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Fue la reacción oficial a un allanamiento el martes contra la sede de la institución, organizada por el juez Claudio Bonadío, cuestionado por el gobierno, y con efectivos de la Policía Metropolitana, una fuerza que responde a Macri.

"Nuestra obligación es dar certidumbre y proveer a la estabilidad financiera. La denuncia es totalmente electoralista y burda ¿Ustedes se imaginan si no interviniera en el mercado cual sería la tasa de interés por esta campaña que están creando?", inquirió el gobernador del banco.

Vanoli asegura que el allanamiento fue innecesario porque ya habían cumplido con entregar documentos a la justicia.

- El juez -

El juez Bonadío respondió que "si bien desde el Banco Central habían entregado información, el allanamiento ya estaba en marcha", en declaraciones a la radio FM 89.9.

A Bonadío lo ha denunciado el gobierno por supuesta parcialidad, ante el Consejo de la Magistratura, que vigila el comportamiento de los magistrados.

"Están tratando de crear un clima de devaluación, absolutamente absurdo. La flotación administrada del tipo de cambio es el camino idóneo para cumplir con la estabilidad financiera y el crecimiento", dijo Vanoli.

Vanoli recordó que las reservas monetarias han bajado porque el gobierno acaba de "honrar su deuda" con la cancelación de un bono por casi 6.000 millones de dólares.

Batakis añadió que la oposición "habla de un tipo de cambio de 14, 15, 16 pesos como algo normal, pero están convalidando el tipo de cambio 'Blue', que es un mercado muy chico e ilegal".

La discusión sobre devaluación o no se convirtió en uno de los ejes del debate del domingo pasado entre Scioli y Macri, pero éste ha dejado de dar detalles sobre sus planes al respecto.

AFP