Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La inflación en Argentina terminará 2017 en torno a 24%, lejos de la meta inflacionaria de 17% que se había trazado el gobierno de Mauricio Macri

(afp_tickers)

El Banco Central de Argentina (BCRA) dijo este lunes confiar en una baja de la inflación pese a que en diciembre el índice fue de 3,1%, el mayor del año pasado y supero la meta de la entidad,

"Considerando el ritmo de la desinflación y el conjunto de condiciones iniciales, el BCRA irá adecuando cautelosamente el sesgo contractivo de su política monetaria para alcanzar sus metas intermedias del 15% de inflación en 2018, del 10% en 2019 y su objetivo del 5% en 2020", dijo el gobernador del banco, Federico Sturzenegger.

Al brindar en una conferencia su informe mensual de política monetaria, el titular del BCRA, dijo que las condiciones "permiten avizorar que el proceso de desinflación continúa".

Economistas y consultoras de mercado han señalado que el BCRA fracasó en 2017 en su programa de metas de inflación manejadas mediante una firme alza de la tasa de interés.

El gobierno admitió hace 10 días que el objetivo de una inflación de 17% en 2017 fue desbordada y cerró el año en 24,8%, según el instituto oficial estadístico Indec.

"La desinflación no fue tan rápida como la deseada por el BCRA. El primer factor que explica el desvío con respecto a la meta es una política monetaria que fue relajada entre octubre de 2016 y marzo de 2017. El segundo factor fue un aumento de precios regulados (tarifas) por encima de lo estimado", dijo Sturzenegger.

Los últimos incrementos de tarifas, combustibles, medicina prepaga y otros rubros claves del índice minorista anticipan un arrastre estadístico hacia la suba de precios en el primer trimestre, según las consultoras.

El BCRA mantiene la tasa de interés de referencia en 28%, porcentaje que favorece la inversión financiera de corto plazo (carry trade). El objetivo es mantener a raya la inflación.

Sin embargo, si el tipo de interés del BCRA bajara, se acentuaría la creciente tendencia a la dolarización, una de las mayores preocupaciones del gobierno.

El tipo de cambio creció abruptamente y el peso acumula una devaluación del 11% en las últimas semanas, debido a la dolarización de las carteras y la fuerte demanda minorista de billetes norteamericanos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP