Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, hablando con periodistas al llegar a la reunión del ECOFIN en Bruselas, el 15 de enero de 2016

(afp_tickers)

El sector bancario de la zona euro está "en mejor situación" que hace unos años, estimó el jueves el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en momentos en que Europa atraviesa un "terremoto bancario".

"Hay cada vez más riesgos (...) y cierta volatilidad en los mercados, pero podemos decir que estructuralmente la zona euro está mejor posicionada que lo que estaba hace unos años, esto vale también para nuestros bancos", dijo Dijsselbloem al término de una reunión de ministros del Eurogrupo en Bruselas.

Dijsselbloem destacó el rol de la Unión Bancaria creada en la zona euro "para crear una estabilidad en el sector financiero y romper el vínculo entre bancos y [deuda] soberana".

Las bolsas europeas volvieron a caer este jueves con los inversores inquietos por la solidez financiera del sector bancario, los precios del petróleo y el crecimiento mundial.

París cerró perdiendo 4,05%, Fráncfort 2,93%, Londres 2,39%, Milán 5,63% y Madrid 4,88%. En casi todas las plazas financieras los títulos de los bancos se desplomaron.

"Es un terremoto bancario", afirmaba la prensa alemana, país en donde los títulos del primer banco, el Deutsche Bank, perdieron desde que comenzó el año el 40% de su valor.

"Sabemos que los mercados suben y bajan (...) creo que hay un poco de exageración de los mercados", había dicho al llegar a la reunión el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, sin comentar las inquietudes sobre el Deutsche Bank.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, estimó en tanto que la economía europea "es una economía sólida", tanto la "economía real como la situación de los bancos".

"En el conjunto vemos que el sistema bancario europeo es mucho más sólido que en el pasado, está protegido por la Unión Bancaria. Debemos tener confianza en el mecanismo", añadió, achacando las turbulencias en los mercados a "riesgos exteriores" como el de las perspectivas económicas de China.

El "mecanismo" necesitó cuatro años de negociaciones en el bloque. Su fin es evitar que se rescaten bancos en dificultades con dinero público, como fue el caso luego de que estallara la crisis financiera en 2008.

"Europa continúa su reactivación económica, es aún muy modesta. (...) Factores favorables continúan estimulando las exportaciones y el consumo. Pero hay también riesgos, sobre todo exteriores, que aumentaron los últimos meses", añadió Moscovici.

Existe "un ambiente económico más complicado que hace seis meses", había estimado al llegar el ministro de Finanzas español, Luis de Guindos. "La volatilidad [en los mercados] comenzó en el verano" cuando cayeron las bolsas chinas, declaró, apuntando además a la desaceleración del crecimiento económico de los emergentes.

"La capacidad de respuesta de política monetaria es reducida", añadió. El Banco Central Europeo, para apuntalar el crecimiento, bajó a cero sus tipos de interés y lanzó una operación de compra masiva de deuda.

Los inversores, que en momentos de turbulencia en los mercados buscan valores seguros, se concentran desde hace unas semanas en deuda alemana o francesa, cuyas tasas bajan nuevamente, dejando de lado la de los países del sur de Europa, que registran un constante aumento.

Este jueves la tensión se concentró en la tasa de Grecia, que superó el umbral de 11%, y en la de Portugal, que subió a más de 4%.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP