Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El campo de refugiados rohinyás de Kutupalong, en Bangladesh, el 24 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

Bangladés prohibió a los operadores de telefonía móvil vender sus servicios a los refugiados rohinyás, una minoría musulmana apátrida, por motivos de seguridad, anunciaron este domingo las autoridades locales.

Más de 429.000 rohinyás han huido de Bangladés en las últimas semanas para escapar de una campaña de represión del ejército birmano, calificada de "limpieza étnica" por la ONU.

Los cuatro proveedores de telefonía móvil de Bangladés serán multados si venden sus servicios a los refugiados.

"Por el momento, los rohinyás no pueden comprar tarjetas SIM", declaró a la AFP Enayet Hosain, un alto responsable del ministerio de Telecomunicaciones.

La ministra delegada de Telecomunicaciones Tarana Halim justificó esta decisión aplicada desde el sábado por la noche por motivos de seguridad.

En Bangladés, está prohibido vender tarjetas SIM a los habitantes que no tienen documentos de identidad, una medida que busca entorpecer la acción de posibles redes islamistas.

"Hemos tomado la decisión [de acoger a los rohinyás] por motivos humanitarios, pero nuestra propia seguridad no debe quedar comprometida", declaró Halim.

Las autoridades aseguran que se levantará la prohibición cuando los recién llegados tengan documentos de identidad biométricos, un proceso que podría tardar seis meses, según el ejército.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP