Navigation

Berlín, Ankara y Atenas quieren misión de vigilancia de la OTAN en el Egeo

Un grupo de migrantes se hacina en una embarcación hinchable cerca de la isla griega de Lesbos, tras cruzar las aguas del mar Egeo desde la costa turca, en una fotografía tomada el 25 de noviembre de 2015 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 11 febrero 2016 - 00:44
(AFP)

Alemania, Turquía y Grecia pidieron el miércoles a otros países de la OTAN su acuerdo para lanzar una misión de vigilancia en el mar Egeo, con el objetivo de tener una "visión clara" de la actividad de los traficantes de migrantes, según una fuente gubernamental alemana.

"Alemania, Grecia y Turquía pidieron conjuntamente una misión de vigilancia en el mar Egeo", indicó esta fuente en Bruselas.

El objetivo es tener una "visión clara de la situación en las costas turcas", donde la actividad de los traficantes de migrantes es floreciente, gracias a las informaciones compartidas en tiempo real, precisó.

En caso de que esta propuesta salga adelante, sería una novedad en la OTAN. Esta organización militar había hasta el momento rechazado implicarse directamente en la crisis migratoria que vive Europa, sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial.

Esta propuesta se presentó al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, quien informará el jueves de ella a los 28 ministros de Defensa. La Alianza Atlántica, liderada por Estados Unidos, tiene previsto reunirse ese día en Bruselas.

Alemania dirige actualmente un grupo de buques de guerra de la OTAN en el Mediterráneo oriental, que formarían parte de esta operación destinada a completar el trabajo de la agencia europea de vigilancia de fronteras, Frontex.

La futura operación, en caso de aprobarse, estaría dirigida por Alemania y en ella participarían buques griegos y turcos, aunque en sus respectivas aguas territoriales. Dinamarca también prevé participar con una embarcación, según la fuente gubernamental.

El secretario general de la OTAN había asegurado el martes que los ministros de Defensa estudiarían "muy seriamente" la petición que la canciller alemana, Angela Merkel, y su homólogo turco, Ahmet Davutoglu, formularon la víspera en Ankara.

Algunos países miembros de la OTAN se muestran reticentes, al temer que el envío de marinos a esta zona anime a muchos más migrantes a intentar alcanzar las costas europeas, ya que el derecho del mar obliga a socorrer a cualquier embarcación a la deriva.

Según la fuente alemana, Turquía aceptó que las personas socorridas en el mar durante esta operación naval, en su mayoría sirios que huyen de la guerra en su país, sean devueltos a suelo turco.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo