Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden (izq), y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, estrechando sus manos tras comparecer ante la prensa en Jerusalén, el 9 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El vicepresidente estadounidense Joe Biden criticó este miércoles en Jerusalén a los dirigentes palestinos por su rechazo a condenar la violencia anti-israelí que rodea su visita desde el martes.

Estados Unidos "condena estos actos violentos y condena a quienes no los condenan", dijo en un juego de palabras ante la prensa Biden, quien poco más tarde en la noche se entrevistó con el presidente palestino Mahmud Abas en Ramala, en Cisjordania ocupada.

Según un comunicado oficial palestino publicado tras la reunión, Abas presentó sus condolencias a Biden por la muerte de un turista estadounidense el martes en un ataque palestino en Tel Aviv, pero asimismo afirmó que "la continuación de la ocupación y de la colonización son las causas de la violencia y del derramamiento de sangre".

Antes, Biden se entrevistó y realizó declaraciones junto al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, quien acababa de reclamar a la comunidad internacional que condenase el silencio, según él, observado por Abas y denunciar "las incitaciones permanentes al odio en el seno de la sociedad palestina, que glorifica el asesinato de inocentes".

Israel, Jerusalén y los Territorios palestinos han sido escenario desde la llegada de Biden de al menos seis ataques perpetrados por palestinos que se saldaron con la muerte del turista estadounidense y una quincena de heridos. Según la policía, siete palestinos autores de estos ataques fueron abatidos.

Uno de los ataques del martes tuvo lugar en la zona portuaria de Tel Aviv a una distancia de 15 minutos andando de donde Biden fuera recibido por el ex presidente Shimon Peres. "Mi mujer y dos de mis nietos cenaban sobre la playa, no lejos de donde esto ocurrió", señaló Biden.

Este miércoles, dos palestinos de 20 años abrieron fuego contra un autobús cerca de la Ciudad Vieja de Jerusalén hiriendo gravemente a una persona.

Poco después de este atentado, otro palestino fue abatido en Cisjordania ocupada cuando intentaba atacar con un puñal a miembros de las fuerzas israelíes de seguridad.

En total se han producido seis ataques diferentes durante la visita de Biden, incluyendo el ataque con arma blanca el martes en Tel Aviv en el que murió el turista estadounidense.

"Este tipo de violencia que vimos ayer, la ausencia de condena (a la misma), la retórica que anima a la violencia, las represalias que provoca, todo esto debe cesar", advirtió Biden.

Tras estos nuevos ataques, el gobierno israelí decidió finalizar rápidamente la barrera de seguridad que construye alrededor de Jerusalén y Cisjordania, según fuentes oficiales.

- Washington también se indigna -

En Washington, un comunicado del departamento de Estado condenó "en los términos más enérgicos posibles los indignantes ataques terroristas" ocurridos el martes en Jaffa, Petah Tikvah y Jerusalén que le costaron la vida al estadounidense Taylor Allen Force.

Taylor Allen Force, 29 años, oriundo del estado de Texas, era un veterano del ejército.

Un portavoz de la policía dijo que se habían endurecido las medidas de seguridad en Jerusalén.

Los territorios palestinos, Jerusalén e Israel son escenario desde el 1 de octubre pasado de una ola de violencia que ha dejado 188 muertos palestinos, 28 israelíes, dos estadounidenses, un eritreo y un sudanés, según un recuento de la AFP.

La mayoría de los palestinos fallecidos eran autores o supuestos autores de ataques contra israelíes y fueron ultimados por las fuerzas de seguridad del Estado de Israel.

El martes se produjeron otros tres ataques, dos en Jerusalén y otro en Petah Tikvah.

En el plano diplomático, las complejas relaciones entre Israel y Estados Unidos ya habían sufrido un golpe el martes tras revelarse, horas antes de la visita de Biden, que el primer ministro israelí declinó una invitación de la Casa Blanca para reunirse con el presidente estadounidense Barack Obama.

Para Estados Unidos, el propio gobierno de Israel había solicitado un encuentro "el 17 o 18 de marzo", y hace dos semanas la Casa Blanca fijó la cita para el 18.

Según su oficina, Netanyahu no quiere interferir en las primarias que se celebran antes de la elección presidencial en Estados Unidos.

Francia por su parte anunció que no reconocerá "automáticamente" un Estado palestino si fracasa su iniciativa para relanzar un proceso de paz con Israel, según aseguró el miércoles desde El Cairo el ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Marc Ayrault.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP