Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un militar birmano monta guardia en los alrededores de Maungdaw, en la frontera con Bangladés, el 24 de enero de 2018

(afp_tickers)

El gobierno birmano desmintió el sábado informaciones de la agencia Associated Press (AP) basadas en testimonios de refugiados rohinyás sobre una masacre y la existencia de cinco fosas comunes en un pueblo del estado de Rakáin.

El régimen se limitó a afirmar que en ese sector se mató y enterró en agosto a 19 "terroristas".

Basándose en declaraciones de decenas de refugiados y vídeos grabados con teléfonos móviles, la investigación de AP establece que se perpetró una matanza de musulmanes rohinyás en el pueblo de Gu Dar Pyin y que los cadáveres se encuentran en cinco fosas comunes aún por localizar.

La investigación, cuya exactitud la AFP no pudo verificar de forma independiente, describe atrocidades cometidas por militares y miembros de grupos budistas, que atacaron a aldeanos con fusiles, machetes, lanzacohetes y granadas antes de arrojar sus cuerpos a las fosas y cubrirlos con ácido.

Imágenes tomadas vía satélite muestran un pueblo completamente arrasado y rohinyás refugiados en campos de Bangladés afirmaron que unas 400 personas fueron masacradas en este ataque, según la agencia de noticias estadounidense.

Las autoridades birmanas desmintieron estas informaciones.

Un equipo de inspectores gubernamentales "investigó sistemáticamente las informaciones de AP sobre el caso del pueblo de Gu Dar Pyin, incluso interrogando a los aldeanos, y estableció que no son veraces", afirmó el sábado el Comité de Información del gobierno en su página Facebook.

- Diecinueve 'terroristas' muertos -

El Comité explicó que el 28 de agosto estallaron enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y militantes rohinyás en esa localidad. "Se encontró a 19 terroristas muertos (...) y sus cuerpos fueron enterrados", aseguró sin precisar la ubicación de las sepulturas.

Cerca de 690.000 musulmanes rohinyás que vivían en el oeste de Birmania se refugiaron en el vecino Bangladés desde finales de agosto.

Acusan al ejército birmano y a milicias budistas de violaciones, torturas y asesinatos. El ejército niega estas acusaciones y afirma haber actuado solo contra rebeldes rohinyás. Sin embargo, impide que los medios de comunicación y los investigadores de la ONU visiten la zona del conflicto.

Estas restricciones hacen muy difícil, para los periodistas y las organizaciones internacionales, comprobar los testimonios abrumadores de los refugiados rohinyás en Bangladés. Naciones Unidas habló de "limpieza étnica" y el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, incluso mencionó un posible "genocidio".

Un portavoz del secretario general de la ONU se declaró esta semana "muy preocupado" por las informaciones sobre fosas comunes, que "subrayan la necesidad de que Naciones Unidas tenga acceso al estado de Rakáin".

Dos periodistas birmanos de la agencia de noticias Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo, fueron detenidos el 12 de diciembre cuando investigaban sobre la represión del ejército birmano en Rakáin. Inculpados de violar el "secreto de Estado", pueden ser condenados a hasta 14 años de cárcel. Un tribunal de Rangún rehusó el 1 de febrero dejarlos en libertad bajo fianza.

En enero, el ejército birmano admitió que cuatro de sus soldados habían matado a sangre fría a diez cautivos rohinyás el 2 de septiembre y enterrado sus cuerpos en una fosa común. Fue el primer reconocimiento público de violaciones de los derechos humanos en esta crisis tras meses de negaciones.

La oenegé Médicos Sin Fronteras considera que al menos 6.700 rohinyás murieron solo en el primer mes de intervención militar en Rakáin. Para el ejército, el balance oficial del conflicto es de 400 muertos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP