Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Varios rohinyás se dirigen a un punto de registro el 3 de diciembre de 2017 cerca de Shah Barir Dip, en el distrito de Cox's Bazar (Bangladés), adonde llegaron la noche anterior desde Birmania, a la que pertenecen las montañas que se ven al fondo

(afp_tickers)

Birmania y Bangladés acordaron este martes darse dos años para solucionar el regreso de los más de 650.000 rohinyás que abandonaron el territorio birmano desde finales de agosto, huyendo una campaña militar que la ONU calificó de limpieza étnica.

Se trata de la primera vez que los dos países hablan claramente de un calendario para el regreso de esta minoría musulmana, perseguida desde hace años en ese país del sureste asiático mayoritariamente budista.

Casi un millón de rohinyás vive ahora en Bangladés en campamentos saturados e insalubres. Bangladés y Birmania iniciaron conversaciones hace semanas sobre el tema de los refugiados.

Los dos países se pusieron de acuerdo el martes en Naypyidaw, la capital birmana, "sobre el documento que tendrán que rellenar" los refugiados, indicó el Ministerio de Exteriores de Bangladés.

El Gobierno birmano, presionado por la comunidad internacional, prometió repatriar a los refugiados si pueden probar que vivían anteriormente en Birmania.

Según el mismo comunicado del ministerio, cinco campamentos serán construidos en el oeste de Birmania, en donde vivían la gran mayoría de los rohinyás antes de que comenzara la represión militar.

La violencia en el oeste de Birmania comenzó a fines de agosto de 2017 con ataques a puestos de policía por la rebelión del Ejército de Salvación de los Rohinyás de Arakan (ARSA), que denuncia los maltratos a esta minoría.

"En los próximos días los refugiados podrán comenzar a registrarse. El proceso podrá comenzar", explicó a la AFP Mohamad Sufiur Rahman, embajador de Bangladés en Birmania, que participó en los encuentros.

El diplomático dijo no obstante que era "imposible" que los primeros rohinyás comiencen a regresar a Birmania a fines de enero como se había barajado. Las organizaciones no gubernamentales y los diplomáticos se preguntan si los rohinyás aceptarán regresar.

La mayoría de los refugiados consultados por la AFP en los campamentos de Bangladés confirman que no desean regresar a Birmania, donde sus pueblos fueron incendiados y sus tierras confiscadas.

- Apartheid -

En un reciente informe, Amnistía Internacional había estimado que el oeste de Birmania era "una prisión a cielo abierto" para los rohinyás, víctimas de "apartheid".

Los rohinyás, la mayor minoría apátrida desde que les fue retirada la nacionalidad birmana en 1982 durante el régimen militar, son víctimas de discriminación.

No tienen documentos de identidad y no pueden viajar o contraer matrimonio sin autorización. No tienen acceso al mercado laboral o a los servicios públicos como escuelas y hospitales.

Los rohinyás están aislados del mundo exterior y la represión se acentuó desde 2012, año en el que la violencia intercomunitaria dejó más de 200 muertos, en su mayoría musulmanes.

"El ritmo del regreso debe ser dictado por los refugiados", estimó por su parte Vivian Tan, portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. "Es muy importante preguntarles lo que quieren. Hasta ahora decían que sólo regresarían si las cosas cambian", agregó.

Las Fuerzas Armadas birmanas, que negaron durante meses su responsabilidad, reconocieron la semana pasada que soldados de sus unidades mataron a sangre fría a prisioneros rohinyás.

Primera confesión pública de violación de los derechos humanos considerada como un "paso positivo" por la dirigente birmana y premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, muy criticada por su gestión de esta crisis.

El martes, el gobierno birmano suministró, al margen del acuerdo, una lista con 1.000 combatientes del ARSA que estarían en Bangladés y de los que pide la extradición.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP