El magnate Michael Bloomberg lanzó un operativo de seducción para convencer a los votantes negros, un caudal importante en el Partido Demócrata, de que es la persona correcta para enfrentar al presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre en Estados Unidos.

El exalcalde de Nueva York de 77 años realizó un acto el jueves en Texas, con miras al "Súper martes" del 3 de marzo, cuando 16 estados y territorios celebran primarias.

Se trata de la sexta visita de Bloomberg a Texas, estado de importante peso electoral, desde que en noviembre entró en la carrera por la nominación presidencial demócrata.

"Este mes, miramos hacia atrás y celebramos juntos la historia negra, porque la historia negra es la historia de Estados Unidos", dijo el magnate en el Buffalo Soldiers Museum, donde lanzó su campaña "Mike por un Estados Unidos Negro"

Con 19 oficinas de campaña y 150 empleados en Texas, Bloomberg tiene ahora mayor presencia que cualquier otro candidato en este estado clave, pues aporta 228 delegados -más que el total de todos los estados que celebran primarias en febrero- de los 1.991 delegados que se necesitan para asegurar la candidatura en la convención demócrata de julio.

El candidato -que ocupa el noveno lugar de la lista de los más ricos del mundo de Forbes, con una fortuna de 55.000 millones de dólares- ha invertido más de 300 millones de dólares en la campaña, 29 millones de los cuales solo en Texas, de acuerdo con Kantar/Campaign Media Analysis Group.

El magnate se ha concentrado en los electores negros, que serán claves para determinar la nominación demócrata.

Cuando visitó Houston por primera vez a fines de enero, Bloomberg habló de un programa económico destinado a los empresarios negros. Este jueves volvió disculparse por respaldar una controvertida política de control policial de las minorías que aplicó cuando fue alcalde de Nueva York (2002-2019).

El aspirante recibió el apoyo del influyente alcalde negro de Houston, Sylvester Turner, quien celebró que reconociera que esa "no era la política correcta (...) que era insensible".

Pese a que aún no se sometió a las primarias, la fuerte campaña publicitaria de Bloomberg ha contribuido a colocarlo tercero en las encuestas de la interna demócrata a nivel nacional, detrás del senador Bernie Sanders y del exvicepresidente Joe Biden.

Desde su avance en los sondeos, Trump, que lo apoda de "Mini Mike" por su baja estatura, le ha lanzado varios dardos en Twitter, a los que Bloomberg no ha tenido empacho en responder.

"Mini Mike Bloomberg es un PERDEDOR con plata, pero no sabe debatir, no tiene presencia ninguna, ya verán", tuiteó Trump el jueves.

"@realDonaldTrump - conocemos a muchas personas en común en Nueva York. Se ríen de ti a tus espaldas y te llaman un payaso de feria", respondió Bloomberg. "Saben que heredaste tu fortuna y la arruinaste con tus estúpidos planes y tu incompetencia. Tengo la experiencia y los recursos para vencerte. Y te venceré".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes