Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El logo del Banco Mundial a la entreada de su sede en Washington el 8 de mayo de 2007

(afp_tickers)

Los precios globales de las commodities, elemento de central importancia para numerosas economías emergentes, permanecerán débiles en 2016, de acuerdo con un informe elaborado por el Banco Mundial (BM) y divulgado este martes.

En el estudio, el BM señaló que siquiera la previsión de una nueva manifestación del fenómeno El Niño -que afecta la producción de alimentos en países del hemisferio sur- deberá elevar los precios de los commodities agrícolas ya que existen generosas reservas.

El informe trimestral del BM rebajó también su previsión para el promedio de los precios del barril de crudo a 52 dólares, siendo que hace tres meses esa expectativa era de 57 dólares. Para el año 2016, la previsión de precio promedio es de 51 dólares por barril.

De acuerdo con el banco, la principal razón en la rebaja de estas previsiones es el retorno de Irán a los mercados de petróleo luego de la implementación de un acuerdo sobre política nuclear con países occidentales, que eliminará las sanciones internacionales al país.

"Las reservas de 40 millones de barriles en depósitos flotantes pueden ser puestas a disposición de inmediato cuando se levanten las sanciones. Y en pocos meses Irán podrá aumentar su producción de crudo a niveles anteriores a la aplicación de sanciones", señaló el banco.

Para el estudio, "el impacto de las exportaciones iraníes en los mercados globales de crudo y de gas natural podría ser mayor en el largo plazo una vez que Irán atraiga las inversiones extranjeras necesarias y la tecnología para extraer sus substanciales reservas".

Sin embargo, el escenario general para las materias primas se mantiene pálido también a causa de una economía global en desaceleración.

"Los principales índices de precios de commodities deberán declinar en 2015, fundamentalmente a causa de una enorme oferta y, en el caso de las commodities industriales, desaceleración de la demanda en China y los mercados emergentes", señaló el BM en su informe.

Las materias primas no ligadas al sector de energía podrían tener un leve aumento en 2016, pero solamente después de una sensible caída este año. Los precios de los alimentos, que han caído 15,2% este año, podrían aumentar apenas 1,5% en 2016, apunta el estudio.

Pero la variable fundamental para el sector de alimentos será el retorno de El Niño, un fenómeno climático cíclico que causa significativos cambios en el régimen de temperatura y de lluvias en varias regiones.

"Recientes estudios sugieren que el actual episodio de El Niño podría ser uno de los más fuertes registrados hasta ahora", alerta el informe.

El documento, sin embargo, señala que "su impacto en los precios de las materias primas podrá ser más local que global, porque los mercados a nivel mundial están bien abastecidos".

AFP