Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto tomada el 24 de junio de 2014 en Lille, Francia, muestra el logo del banco francés BNP Paribas

(afp_tickers)

El primer banco de Francia, el BNP Paribas, aprobó este fin de semana un acuerdo con las autoridades estadounidenses que supondrá el pago de una multa de unos 8.900 millones de dólares para frenar la demanda penal de Estados Unidos por violación del embargo a Sudán, Irán y Cuba.

Este acuerdo debería anunciarse el lunes tras el cierre de la Bolsa de Nueva York, afirmaron a la AFP fuentes próximas a las negociaciones. Las autoridades implicadas (el departamento de Justicia y el regulador bancario de Nueva York, Benjamin Lawsky) harán el anuncio, según otra fuente próxima.

El Consejo de Administración del BNP Paribas mantuvo este fin de semana una reunión extraordinaria en París, informó a la otra fuente cercana al caso.

Se trata de la sanción más importante impuesta por Estados Unidos a un banco extranjero.

Por lo menos 2.000 millones de dólares se pagarán a los servicios del señor Lawsky, que también impondrá a BNP durante 2015 una suspensión de sus operaciones de "compensación" de dólares, algo necesario para sus actividades a nivel internacional, según las fuentes.

Estas precisaron que el banco tendrá de plazo hasta el 31 de diciembre de 2014 para encontrar una alternativa, es decir, un banco que se comprometa a realizar sus pagos en dólares.

El ministro francés de Economía, Arnaud Montebourg, reiteró el domingo la exigencia de París de sanciones "justas y proporcionadas" y anticipó un endurecimiento de las negociaciones transatlánticas en curso para la conclusión de un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos.

El mayor banco de Francia en términos de capitalización se convirtió en objetivo del Departamento de Justicia estadounidense y de Benjamin Lawsky por haber autorizado pagos en dólares hacia países sometidos a sanciones económicas del gobierno estadounidense, entre los cuales Sudán, Irán y Cuba.

Esas transacciones, llevadas a cabo entre 2002 y 2009, fueron totalmente legales desde el punto de vista del derecho internacional, pero al haber sido hechas en dólares tuvieron que transitar por una instancia estadounidense, cayendo así en la jurisdicción de ese país.

Los investigadores estadounidenses revisaron transacciones por valor de 100.000 millones de dólares y determinaron que unos 30.000 millones fueron utilizados en intercambios con países sancionados por Washington.

- Tensas negociaciones -

El acuerdo se produce después de tensos meses de negociaciones durante los cuales intervino el presidente francés, Francois Hollande. Pero su homólogo Barack Obama excluyó cualquier intervención política en el asunto.

BNP Paribas tiene previsto declararse culpable, evitando un juicio cuyo desenlace es incierto. Se calcula que los 8.900 millones de dólares de la multa corresponden a 16 meses de beneficios si se tienen en cuenta los resultados de 2013.

"Quiero decirlo con claridad: recibiremos una multa importante porque se cometieron errores de funcionamiento", anunció el viernes el director general Jean-Laurent Bonnafé en una nota interna del banco.

Para los analistas, la sanción tendrá graves repercusiones sobre la reputación y la solvencia de la entidad financiera, especialmente en actividades altamente rentables como el petróleo o el gas.

Los inversores anticiparon el golpe y desde el pasado mes de abril las acciones de BNP Paribas en bolsa han perdido cerca del 10% de su valor.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP