Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos musulmanes chiitas peregrinan con motivo de la Ashura, que conmemora el martirio de Husein, nieto del profeta Mahoma, el 27 de noviembre de 2015 en Dakasoye, en el norte de Nigeria, tras el atentado suicida

(afp_tickers)

El grupo islamista Boko Haram reivindicó este sábado el atentado suicida contra una procesión de musulmanes chiitas en el noreste de Nigeria que dejó la víspera 22 muertos.

Un kamikaze "se hizo estallar, provocando la muerte" de fieles reunidos en una localidad cerca de Kano, anunció el grupo en un comunicado en árabe publicado en las redes sociales.

Boko Haram juró lealtad al grupo Estado Islámico (EI), que considera a los chiitas como herejes.

El ataque se produjo el viernes en una zona en la que Boko Haram ha perpetrado ya varios atentados contra la comunidad chiita.

"De momento tenemos 22 muertos, tras el fallecimiento de una persona más en el día de ayer. Además han resultado heridas 38 personas, dos de las cuales han recibido el alta del hospital", dijo a la AFP Ali Kakaki, uno de los organizadores de la procesión.

Kakaki dijo que, pese al atentado, los peregrinos prosiguieron su marcha desde la ciudad de Kano hasta Zaria, en el vecino estado de Kaduna. La peregrinación tiene lugar con motivo de la Ashura, que conmemora el martirio de Husein, nieto del profeta Mahoma.

"Tras el ataque, muchos de nuestros miembros se han unido a la peregrinación", dijo Kakaki, añadiendo que esperan llegar a su destino la próxima semana.

El ataque del viernes fue obra de un suicida, que hizo estallar su carga explosiva en medio de la multitud en la aldea de Dakasoye, en el extremo noreste de Nigeria y a 20 kilómetros al sur de Kano.

AFP