Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una transacción de cambio de dinero en La Paz en octubre de 2014

(afp_tickers)

El presidente de Bolivia, Evo Morales, garantizó el lunes el pago de un segundo aguinaldo, gatillado por un crecimiento económico que superará el 4,5% en 2015, y aseguró que dará facilidades a las empresas para cumplir con ese compromiso.

"Para reconocer el esfuerzo de los distintos sectores públicos y privados, otorgamos este segundo aguinaldo, si el crecimiento económico se sobrepasa el 4,5% anual (...) Quiero decirles que el segundo aguinaldo está garantizado", dijo Morales en una rueda de prensa en la ciudad de Cochabamba (centro), antes de una gira por Europa.

De acuerdo con la ley aprobada hace tres años, además del aguinaldo o salario extra que los bolivianos reciben a fin de año, las entidades públicas y privadas del país están obligadas a pagar una segunda gratificación, si la economía crece por sobre el 4,5% en el año.

"Después de revisar los datos, el crecimiento económico este año va a ser más del 4,5%", agregó Morales, y dijo que otorgarán facilidades a los privados que tengan dificultades económicas por la baja del precio del petróleo, para que puedan cumplir con esta obligación hasta fines de abril de 2016.

"Felizmente, por ahora, vamos bien económicamente. Esto lo reconoce la comunidad internacional, los organismos internacionales que tienen que ver con el tema financiero", agregó Morales, quien la semana pasada estuvo en Nueva York para promover las inversiones en Bolivia.

Según reveló en octubre el ministro de Economía de Bolivia, la economía de Bolivia crecerá por sobre el 5,2% en 2015.

El crecimiento estimado por el poder Ejecutivo está por encima de las proyecciones que hicieron el FMI (4,1%), el Banco Mundial (4%) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal, 4,4%).

La decisión había originado reclamos del sector privado, pero Morales aclaró el lunes que, luego de una reunión, éste ya aceptó cumplir con la exigencia.

Bolivia ha mantenido un crecimiento económico sostenido en los últimos años y se encuentra entre los mayores de la región. "Este año posiblemente nuestro crecimiento económico sea el primero de Sudamérica y el segundo del continente", agregó el presidente.

Morales, un indígena aymara de izquierda, gobierna el país desde 2006, fue reelecto para un tercer período 2015-2020, y el oficialismo prepara un referéndum que le permita volver a postular para un cuarto mandato.

AFP