Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Luis Alberto Sánchez, ministro boliviano de Hidrocarburos, asiste al acto de asunción del nuevo gabinete del presidente Evo Morales, el 23 de enero de 2015 en La Paz

(afp_tickers)

Bolivia convocó este domingo a una licitación internacional para instalar una planta de fabricación de plásticos, que inaugura la era de la petroquímica en el país andino, al recordar una década de estatización de la industria petrolera.

"Cerramos el ciclo de la nacionalización con la licitación del proyecto con mayor inversión en la historia de Bolivia", afirmó el Luis Alberto Sánchez, ministro de Hidrocarburos, en acto cumplido en la ciudad de Tarija (sur).

El presidente boliviano, Evo Morales, destacó los resultados de la nacionalización de los hidrocarburos que permitieron elevar la renta petrolera de 4.000 a 11.500 millones de dólares en la última década.

Según datos oficiales, la planta de propileno y polipropileno, a instalarse en Yacuiba (sur), tiene prevista una inversión de 2.200 millones de dólares y generará 4.000 empleos directos.

La planta producirá 250.000 toneladas de polímeros al año, que mayoritariamente serán destinados a la exportación, permitiendo ingresos por 420 millones de dólares.

"Todos los países tienen problemas en las inversiones, nosotros estamos con fuertes inversiones: 2.400 millones de dólares en hidrocarburos 1.500 millones en energía y 300 millones en (energía) nuclear. Son resultado de la nacionalización", justificó Sánchez.

El ministro sostuvo que "sin la nacionalización no hubiera habido inversión y sin inversión no hubiera habido industrialización".

Las propuestas para el desarrollo de ingeniería y construcción de la planta de plásticos se recibirán hasta el 2 de septiembre próximo, y el contrato definitivo se suscribirá a fines de año, para que en 2017 se inicien las obras, explicó Guillermo Achá, presidente de la petrolera estatal YPFB.

El ejecutivo precisó que "las empresas internacionales que van a desarrollar la ingeniería van a estar obligadas a desarrollar la construcción con personal boliviano y bajo una empresa boliviana".

El proyecto será financiado, casi en su totalidad, con un crédito otorgado por el estatal Banco Central de Bolivia con cargo a las reservas internacionales que atesora.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP