Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede de Iberdrola en Bilbao junto a una obra del artista estadounidense Jeff Koons el 21 de febrero de 2012

(afp_tickers)

Bolivia y la firma española de energía Iberdrola alcanzaron un acuerdo el lunes para el pago de una indemnización por 34 millones de dólares por la nacionalización realizada a fines de 2012, de cuatro filiales de electricidad.

Un decreto estableció el pago de este monto a la firma Iberdrola como "indemnización adecuada, efectiva y definitiva" por la estatización de sus activos, informó el Procurador General, Héctor Arce.

En Cochabamba (centro del país) "se ha consolidado total y plenamente la nacionalización de las cuatro comercializadoras de electricidad que fueron nacionalizadas el año 2012", dijo Arce a periodistas.

Iberdrola sufrió en diciembre de 2012 la expropiación de sus empresas de luz Electropaz en La Paz y Elfeo en Oruro (sur), que atendían una población de 1,8 millones de habitantes, además de la Compañía Administradora de Empresas (CADEB) y la Empresa de Servicios Eléctricos EDESER.

Arce anunció también el pago de 19 millones de dólares al grupo inversor Paz Holdings Ltd, que tenía intereses en dichas empresas.

"Estos acuerdos pusieron fin también a los dos arbitrajes contra el Estado boliviano que presentaron Iberdrola el 29 de julio de 2014 y que la empresa Paz Holdings presentó el 22 de julio de 2015", anunció.

Bolivia afectó en los últimos años otras empresas de capitales españoles: nacionalizó en 2012 acciones de la Red Eléctrica de España (REE), con la que llegó luego a un acuerdo, para el pago de una indemnización de 36 millones de dólares.

La Paz aún discute un acuerdo con la empresa española Abertis-Airports, por la confiscación de tres de los más importantes aeropuertos del país en febrero de 2013.

El gobierno del izquierdista Evo Morales también nacionalizó, apenas llegado al poder en 2006, empresas de la petrolera Repsol y la administradora de pensiones Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, con las que llegó a acuerdos.

Morales nacionalizó desde entonces compañías de otros países, en los rubros de gas, petróleo, telecomunicaciones, electricidad, hidroeléctricas y refinerías, en el marco de su política estatizadora.

Bolivia dio por cerrada en octubre de este año la era de nacionalización de sus recursos naturales, dijo entonces Arce, quien añadió que "a futuro" no se contemplan iniciativas de ese tipo.

AFP