El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, asistió este viernes al ensamblaje del segundo de cinco submarinos ultramodernos de fabricación franco-brasileña, durante una ceremonia en la que las autoridades francesas estuvieron ausentes, en pleno enfriamiento de las relaciones bilaterales.

El ensamblaje del submarino "Humaitá" fue realizado en un acto en la Base Naval de Itaguaí, cerca de Rio de Janeiro, donde Bolsonaro estuvo acompañado de varios ministros, pero ni el embajador de Francia en Brasil, Michel Miraillet, ni el cónsul general Jean-Paul Guihaumé asistieron.

"Desde el momento en que la presencia del presidente Bolsonaro fue anunciada, la instrucción dada por París fue que no habría ninguna presencia diplomática", dijo a la AFP una fuente diplomática.

Sin embargo, en la ceremonia participaron representantes de Naval Group, de la industria naval francesa, que junto a la Armada de Brasil lideran este ambicioso programa para construir cinco submarinos, uno de ellos con propulsión nuclear. En diciembre de 2018, fue lanzado al mar el primer submarino, el "Riachuelo".

Durante la ceremonia, Bolsonaro activó una palanca simbólica que marcó el inicio del ensamblaje final del enorme submarino, cuyo lanzamiento está programado para 2022.

"Tenemos enemigos dentro y fuera de Brasil, los de dentro son los más terribles, a los de afuera los venceremos con tecnología y la disposición de medios de disuasión", afirmó el mandatario en un breve discurso.

Las relaciones entre Francia y Brasil aún están afectadas por la crisis internacional que causó el incremento de incendios en la Amazonía brasilera, que derivó en una ola de críticas de líderes del mundo, entre ellos el presidente francés Emmanuel Macron, contra Bolsonaro.

Macron acusó a su homólogo de haber mentido sobre sus compromisos respecto al medio ambiente y planteó una "internacionalización" de la Amazonía, que fue interpretada por Bolsonaro como una ofensa a la soberanía de Brasil sobre la región amazónica.

"Cuando Brasil sufrió un ataque que puso en duda nuestra soberanía en la Amazonía, yo tuve la satisfacción (...) en la [Asamblea General] de la ONU de decirle a todo el mundo que la Amazonía es nuestra", agregó Bolsonaro en su discurso, sin mencionar a Francia.

"De afuera (en el extranjero) cada vez piensan más en ponernos en una situación de colonizados, no permitiremos eso", afirmó el mandatario, que llegó a decir que Macron tienen "una mentalidad colonialista".

El programa, con el que Brasil busca modernizar su flota para la próxima década, comienza a concretar sus logros diez años después de la firma del contrato de 6.700 millones de euros obtenido por el grupo francés DCNS, actualmente Naval Group.

El submarino "Humaitá", de tipo Scorpene, tiene 72 metros de eslora y pesa 1.800 toneladas. Está equipado con torpedos y misiles y cuenta con una autonomía de navegación de 70 días con 35 tripulantes.

Los nuevos submarinos sustituirán a los cinco sumergibles convencionales en actividad, construidos en colaboración con Alemania entre 1980 y 1990.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes