AFP internacional

Foto tomada el 2 de marzo de 2017 muestra una señal que indica las rutas entre las ciudades de Palmyra y Deir Ezzor y de Damasco a Irak, mientras combatientes del gobierno sirio avanzan para retomar la antigua ciudad de Palmira, controlada pór el grupo Estado Islámico (EI).

(afp_tickers)

Catorce civiles murieron el lunes por la noche en un bombardeo del grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra un barrio controlado por el gobierno en Deir Ezzor, ciudad del este de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Tres niños figuraban entre los muertos en el distrito de Al Yura, controlado por el régimen de Bashar al Asad, según esta organización no gubernamental que actúa como oficina de información de la oposición siria.

"Los proyectiles cayeron justo antes de que las familias se reuniesen para romper el ayuno del ramadán", el mes sagrado musulmán, señaló el responsable del Observatorio, Rami Abdel Rahman.

En el tercio de Deir Ezzor controlado por el régimen, asediado por el EI desde principios de 2015, se estima que viven unos 100.000 personas.

La mayor parte de la provincia circundante, rica en petróleo, también está controlada por el EI.

"Al menos seis disparos de mortero alcanzaron el distrito de Al Yura. Daesh ataca regularmente este vecindario con mortero", afirmó Omar Abu Leila, activista de Deir Ezzor 24, que publica noticias sobre la ciudad, refiriéndose al EI por su acrónimo en árabe.

Según Leila, más de 40 personas resultaron heridas, incluidas mujeres y niños.

"Algunos están en estado crítico, pero la situación sanitaria en el barrio se está deteriorando debido a la falta de personal, medicinas y equipos médicos", dijo a la AFP.

El Programa Mundial de Alimentos lanza ayuda humanitaria desde el cielo a Deir Ezzor desde abril de 2016. Los gobiernos de Siria y Rusia, su aliado, también realizaron lanzamientos de ayuda.

Más de 320.000 murieron desde que estalló el conflicto en Siria en marzo de 2011.

AFP

 AFP internacional