AFP internacional

Un hombre empuja un carro con bidones de plástico en la ciudad de Azaz, en el norte de Siria, el 17 de abril de 2017

(afp_tickers)

Ataques aéreos de la coalición internacional antiyihadista en la provincia siria de Deir Ezor (este) causaron la muerte de 20 civiles, informó este martes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Trece civiles, entre ellos cinco niños, murieron en un bombardeo el lunes por la noche en la ciudad de Bukamal, cerca de la frontera iraquí, según el OSDH, que precisa que tres miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que controla este municipio, también murieron.

Otro bombardeo anterior mató a siete civiles, entre ellos un niño, en el pueblo de Huseiniyé, agregó esta oenegé, que dispone de una amplia red de fuentes informadoras en Siria.

La coalición dirigida por Washington efectúa bombardeos contra el EI en Siria desde 2014 y suministra apoyo aéreo a una alianza formada por árabes y kurdos que avanza hacia el bastión yihadista de Raqa.

En marzo, la coalición consideró "probable" que al menos 220 civiles hubieran perdido la vida "de forma involuntaria" en los bombardeos contra el EI en Irak y Siria, desde 2014. Pero las organizaciones internacionales estiman que el balance real es mucho más elevado.

Gran parte de la provincia de Deir Ezor, rica en petróleo, está bajo control de la organización extremista sunita, incluyendo la capital de provincia.

AFP

 AFP internacional