Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un bombardero B-52 de la Fuerza Aérea de EEUU escoltado por cazas F-16 sobrevuelan una base militar en Corea del Sur el 10 de enero de 2016

(afp_tickers)

El Pentágono difundió el viernes la primera imagen oficial de su bombardero del futuro, y lanzó asimismo un concurso interno en la Fuerza Aérea para encontrarle un nombre.

El bombardero será el sucesor del célebre B-52 Stratofortress y del B-1 Lancer. Será capaz de penetrar furtivamente las cada vez más sofisticadas defensas antiaéreas de países como Rusia y China.

El contrato para fabricarlo, que podría ascender a los 80.000 millones de dólares, fue atribuido en octubre a Northrop Grumman, quien compitió con una asociación de Boeing y Lockheed Martin.

De acuerdo al diseño difundido en Twitter por la Fuerza Aérea, el bombardero del futuro presenta una forma de aleta volante, desprovista de estabilizador en la parte trasera.

Su silueta en forma de V se parece a la del bombardero furtivo B-2 ya fabricado por Northrop y que entró en servicio en los años 1990. Se construyó solo una veintena de ejemplares.

El futuro bombardero se llamará provisoriamente "B-21", pero los miembros de la Fuerza Aérea estadounidense están convocados a proponer ideas para encontrarle un nombre definitivo.

El contrato firmado con Northrop prevé fabricar unos cien aparatos a un precio unitario estimado actualmente en 564 millones de dólares. El avión entrará en servicio a partir de la década 2020-2030.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP