El primer ministro Boris Johnson comparó el miércoles al líder de la oposición británica, y su principal rival en las legislativas, con el dictador soviético Josef Stalin, en un artículo de prensa centrado en el inicio oficial de la campaña electoral.

Los partidos británicos llevan ya bastante tiempo en precampaña, pero en el primer día de las cinco semanas dedicadas oficialmente a ganarse al electorado de cara a los comicios del 12 de diciembre, el líder conservador acusó al laborista Jeremy Corbyn de odiar "tan visceralmente el beneficio que va a destruir las bases de la prosperidad de nuestro país".

El Partido Laborista quiere hacer creer "que su odio se dirige solo contra algunos multimillonarios, que señalan con un placer vengativo que no habíamos visto desde que Stalin persiguió a los 'kulaks'", añadió en las páginas del conservador The Daily Telegraph, en referencia a los campesinos ricos atacados por el régimen estalinista.

El programa de Corbyn es uno de los más izquierdistas que haya visto el Reino Unido en las últimas décadas. Incluye, entre otras medidas, la renacionalización de numerosas empresas, un aumento del salario mínimo y la reducción de la semana laboral a 32 horas. Todas estas medidas deben ser financiadas por un aumento de los impuestos a los más ricos.

Los laboristas van a "frenar los negocios, frenar las inversiones y, peor que todo, frenar el Brexit", acusó Johnson.

El líder laborista respondió inmediatamente en Twitter, denunciando "las tonterías con las que salen los superricos para evitar pagar un poco más de impuestos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes