Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un montacargas en el puerto de Santos, a 60 km de Sao Paulo, Brasil, el 1 de abril de 2013

(afp_tickers)

Brasil registró un superávit comercial de 6.437 millones de dólares en mayo, el mejor resultado para este mes desde que comenzó la actual serie en 1989, y acumula un saldo positivo de 19.681 millones en los cinco primeros meses del año.

El ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior divulgó este miércoles el reporte mensual de intercambio comercial, que volvió a ratificar la recuperación comenzada en 2015 por uno de los pocos indicadores positivos que registra actualmente la mayor economía de América Latina.

En mayo de 2015, el superávit había sido casi tres veces menor: 2.758 millones de dólares.

Respecto a los cinco primeros meses del año, el saldo comercial de Brasil pasó de un déficit de USD 2.301 millones en 2015 al balance positivo por 19.681 millones registrado en el mismo lapso de 2016, el mayor de la actual serie histórica para este periodo.

Las importaciones alcanzaron 11.134 millones de dólares en mayo, un 24,3% menos que en el mismo mes del año pasado, y un 0,9% más respecto a abril, con fuerte retroceso en las compras de combustibles y lubrificantes (-44,3%), de bienes de consumo (-26,4%) y bienes de capital (-27,1%).

Las exportaciones, de su lado, retrocedieron un 0,2%, en comparación con el mismo mes del año pasado, y sumaron 17.571 millones de dólares, un 8,8% más que en abril, registrando un aumento en la venta de productos semifacturados (+9%) y manufacturados (+8,9%), mientras que los básicos retrocedieron (-8,0%).

China fue nuevamente el principal destino de los productos brasileños en mayo (USD 4.617 millones), seguida por Estados Unidos (1.912 millones de dólares) y Argentina (1.205 millones).

Brasil terminó el 2015 con un saldo comercial positivo de 19.681 millones de dólares, el mayor desde 2011. Apoyado en la depreciación del real ante el dólar, del 32,6% en 2015, el excedente en la balanza comercial fue casi la única buena noticia del país, en un escenario recesivo y de gran inestabilidad política.

La crisis de gobierno llegó a su punto álgido el 12 de mayo, cuando la presidenta Dilma Rousseff fue suspendida por el Senado para realizarle un juicio político por maquillaje de las cuentas públicas.

El país había tenido en 2014 su primer rojo comercial en 14 años, de 4.054 millones de dólares.

Este miércoles se conoció que la economía del gigante sudamericano se contrajo un 0,3% de enero a marzo en relación al trimestre anterior, un resultado mejor al esperado, pero que llega en medio de una gran incertidumbre sobre cuándo finalizará la peor recesión en décadas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP