Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Banco Central de Brasil, en Brasilia, en imagen del 29 de mayo de 2012, donde se reúne el Comité de Política Monetaria para decidir el nivel de las tasas de interés.

(afp_tickers)

El Banco Central de Brasil (BCB) recortará el miércoles su tasa básica en 0,25 puntos porcentuales, a un nuevo mínimo histórico de 6,75%, según la mayoría de los analistas, pero esta undécima baja consecutiva sería la última hasta que se aclare el complicado panorama electoral.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB había señalado en su reunión de diciembre, tras bajar la tasa Selic en 0,5 puntos, a 7%, que aún veía espacio para "una nueva reducción moderada".

Los mercados tomaron ese comentario al pie de la letra y desde entonces prevén que la Selic será recortada a 6,75% en la primera reunión de este año. Pero mantienen esa proyección para todo 2018, como si la pantalla de previsiones se hubiera bloqueado.

"Definir una meta para la Selic [hasta fin de año] empieza a ser difícil, porque el tiempo pasa y las definiciones concretas (...) dejan mucho margen para la indefinición", dijo a la AFP Fabricio Stagliano, de Walpires Corretora.

Será "un año de volatilidad", advierte.

Las incertidumbres son tres y tienen nombre y apellido: Lula, ausencia de candidato promercado para las elecciones de octubre y dificultades del gobierno de Michel Temer para hacer aprobar la reforma de las jubilaciones y otras medidas de ajuste.

La Bolsa celebró el mes pasado con alzas importantes la condena de Luiz Inácio Lula da Silva a más de 12 años de cárcel por un tribunal de apelación, por corrupción y lavado de dinero. Pero el exmandatario de izquierda (2003-2010) multiplica los recursos para evitar la cárcel y su impugnación electoral.

Y sus enemigos recibieron un balde de agua fría la semana pasada, cuando una encuesta del instituto Datafolha demostró que a pesar de sus percances judiciales mantiene un amplio favoritismo sobre cualquier otro candidato, en la primera y la segunda vuelta.

- Incertidumbre -

El marco de incertidumbre puede parecer paradójico, en momentos en que el país retoma el crecimiento económico después de dos años de recesión y tiene bajo control la inflación.

El aumento de precios (índice IPCA) fue de 2,95% el año pasado, el más bajo desde 1998, y en 2018 debe mantenerse en 3,94%, por debajo del centro de la meta de 4,50% impuesta por el BCB, de acuerdo con la encuesta semanal Focus de expectativas de operadores de mercado.

En octubre de 2016, al iniciarse el actual ciclo de recortes, la tasa de referencia Selic se hallaba en 14,25%, en un marco que combinaba una recesión económica profunda con una inflación galopante. Y la inflación llegó a 10,67% en 2015 y a 6,39% en 2016.

¿Y si el Copom decidiera mantener la Selic en 7% o realizar un recorte menor que 0,25 puntos?

"Sería sorprendente que no hubiera un recorte de 0,25, paro ya hemos tenido otras sorpresas", afirma Stagliano, en referencia al largo historial de expectativas creadas por el Copom en el manejo de la Selic, principal arma de lucha contra la inflación.

"Si eso sucediera, tendremos una volatilidad garantizada en el mercado", prevé.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP